El defensor llega desde Guillermo Brown de Puerto Madryn, donde estuvo a punto de lograr el ascenso a Primera. "Es prácticamente un hecho mi llegada al club, viene muy avanzado todo, pero no cerramos nada", confió.

Estuvo a un paso de ascender a Primera División con Guillermo Brown de Puerto Madryn, pero ahora los desafíos del defensor Tobías Albarracín pasan por obtener revancha con la camiseta de Quilmes. El central está a un paso de sumarse al proyecto de Lucas Nardi y manifestó en qué instancia está su arribo al Cervecero.

“Es prácticamente un hecho mi llegada al club, vienen muy avanzadas las negociaciones, pero no hemos cerrado nada. Soy muy cauto para no crear falsas expectativas, ya que estoy con muchas ilusiones y sé que tengo desafíos por delante. Quilmes sé que es un club grande y va a ser una vidriera importante”, indicó en diálogo con FMQ.

En este marco, señaló: “Estoy con la mudanza de Madryn y el cambio de colegio de mis hijos de 9 y 4 años, así que será una aventura para ellos también. Jugué mucho tiempo en el interior y en Bolivia, pero jamás jugué en un equipo del Gran Buenos Aires”.

El futbolista riojano manifestó que el hecho de volver a redoblar la apuesta de afrontar la obligación de ascender a la A será un reto importante en su caso por barajar y dar de nuevo: “Es un desafío grande para nosotros. Sabemos que el sacrificio es lo que plasma dentro de la cancha. Conozco a Humberto (Zuccarelli) de Guaraní y tengo buenos recuerdos. Él me habló antes que termine el campeonato”.

Por último, analizó su performance anterior: “Hicimos un campeonato estupendo y personalmente me ha ido muy bien, una media de 30 partidos por año, ya que no he tenido lesiones. Espero lograr continuidad si se da mi pase a Quilmes”.

Aparecen en esta nota: