Un total de 150 policías participaron de un operativo en el que lograron secuestrar más de 5 mil dosis de pasta base y casi 5 kilos de cocaína, además de armas, chalecos antibala y elementos de corte de la droga.

Cuatro hombres fueron detenidos durante un megaoperativo policial en el que, entre otros lugares, se allanó una casa que era utilizada como templo de la religión “umbanda” en Villa Itatí, en Bernal Oeste, donde secuestraron más cinco mil dosis de pasta base y casi cinco kilos de cocaína que comercializaba el “Jesús del Paco”.

La organización fue desmantelada por integrantes de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de este distrito, quienes apresaron a su líder, conocido como Jesús, y también a sus cómplices, apodados “Catalino”, “Tucu” y “Patán”.

Los policías realizaron un total de siete allanamientos en el interior del asentamiento e incautaron tres escopetas, dos pistolas, un revólver, cartuchos de diferentes calibres, 3200 pesos, dos tricotas similares a las utilizadas por fuerzas de seguridad, dos placas balísticas utilizadas en chalecos antibalas y cuatro teléfonos celulares, entre otros elementos.Según detallaron fuentes policiales, además, se secuestraron 5.250 dosis de paco, 2.200 y 85 tubos de cocaína (que arrojaron un peso de 5.048 gramos), 4.690 gramos de marihuana, distribuida en 938 envoltorios y una balanza.

De acuerdo al informe de los voceros, “Jesús” era quien estiraba, fraccionaba y vendía la droga, y el resto de los imputados se dedicaba a comercializarla en sus casas o en diferentes puntos de este barrio de emergencia.

De los allanamientos participaron un total de 150 efectivos de diferentes delegaciones de Drogas Ilícitas, la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI), direcciones de Infantería y Caballería, y grupos GAD y GPM (de Prevención Motoriza, perteneciente a la Superintendencia de Seguridad Vial), con el apoyo de un móvil de la Superintendencia de Comunicaciones y un helicóptero policial.

Los detenidos y la droga secuestrada quedaron a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°20 del Departamento Judicial de Quilmes, a cargo de la fiscal María Clarisa Antonini, quien continuará adelante con las tareas investigativas.