Con un Marcelino Moreno brillante, que aportó un triplete, y otro grito de Walter Bou, el Granate despachó a Defensa y Justicia, que se estancó en 12 puntos en la tabla.

Defensa y Justicia sufrió un duro golpe al perder por un contundente e inapelable 4 a 0 con Lanús, en Florencio Varela, en el marco de la octava fecha de la temporada en la Copa de la Liga. De esa manera se estancó en 12 puntos y se alejó de la chance de recalar en puestos de clasificación a la siguiente instancia.

Fue el visitante el que entendió por dónde lastimar desde el principio y aceleró para lograr la ventaja, algo que selló al promediar la etapa inicial con la firma de Marcelino Moreno, que remató dos veces y venció la resistencia del arquero Cristopher Fiermarín.

Después de ese grito el Granate acumuló argumentos en pos de aumentar la cuenta, siendo simple en el manejo del balón y certero en ataque, mientras el dueño de casa se notaba dormido, con falencias en sus líneas.

Para que esa sensación se consolidara era clave el andamiaje generado por el equipo que conduce Ricardo Zielinski de la mano de un mediocampo sólido con las figuras de Felipe Peña Biafore y Raúl Loaiza.

Sin embargo, no hubo manera de extender la diferencia y, ya en el complemento, y con la atención puesta en su funcionamiento, el Halcón se recuperó y sumó opciones para intentar recomponerse. Fue mediante remates a distancia y alguna que otra chance, más por voluntad que fútbol.

Pero el portero Lucas Acosta se fue erigiendo en pieza elemental para mantener el resultado, especialmente por los despejes ante los disparos de Gastón Togni o Nicolás Fernández. Sin embargo, quien tuvo el tanto en sus pies pero lo desperdició en gran forma fue Gabriel Alanís, que quedó sólo frente al arquero y no pudo definir para estampar la paridad.

El problema es que a los pocos minutos Lanús volvió a golpear, otra vez con su artillero de la tarde, quien fue el que diseñó un contragolpe letal que derivó en el 2 a 0 tras maniobrar junto a Julio Soler, que envió un preciso centro atrás para el tanto. Y, por si fuera poco, al instante selló otra conversión, esa vez con la pauta de Walter Bou, que cumplió la ley del ex y enmudeció a los hinchas en el estadio Norberto Tomaghello. ¿Cómo fue? Un disparo peligroso de Ramiro Carrera del que el portero dio un rebote largo y terminó el 9 estampado la pelota en el arco.

Defe sufrió un duro mazazo, imposible de asimilar. Tanto, que en un par de acciones se aumentó la cifra, porque Moreno, que tuvo una jornada estelar, esa en la que salen todas las jugadas, volvió a conducir un contrataque, usó la marca rival para desprenderse y definió cruzado ante un guardavallas que no pudo hacer nada.

Desde allí, con un Verde y Amarillo ya anulado, sólo hubo tiempo para manejar el balón y empezar a pensar en lo que sigue en el calendario, pues Defensa había perdido una chance para asomarse a los espacios de vanguardia y ahora deberá enfocarse en ganar el próximo escollo si quiere mantener las chances de pasar a la siguiente instancia.

El compromiso que sigue es con Belgrano, en Córdoba, en un trámite que se vislumbra sencillo pero que requerirá concretar para cambiar la tónica de su presente esquivo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados