El Concejo Deliberante de Quilmes aprobó una ordenanza que modificará la fisonomía del centro de Bernal, basado en un reordenamiento del tránsito en la zona del paso bajo nivel de la calle Espora.

La norma promulgada otorgará el sentido único de circulación, de norte a sur, a la calle Crámer entre Espora y Roque Sáenz Peña, así como también el doble sentido de circulación a la calle Uriburu, entre Deán Funes y Estrada, y a la calle Estrada, entre Crámer y Uriburu, mientras que se establecerá el sentido único de circulación a la calle Espora entre Uriburu y Crámer, de oeste a este.

Además, quedará prohibido el tránsito pesado sobre Espora, entre la avenida Caseros y Crámer; el estacionamiento sobre ambas manos de las siguientes arterias: Crámer, entre Espora y Roque Sáenz Peña; Uriburu, entre Deán Funes y Estrada; avenida San Martín, entre 9 de Julio y Ameghino; y Crámer, entre Espora y Constitución.

Tampoco se podrá estacionar ni detenerse sobre ambas manos de la calle Espora, entre Crámer y la avenida Caseros y quedará prohibido el estacionamiento sobre la mano norte de la calle Avellaneda, entre avenida San Martín y Pringles.

En tanto, dicha ordenanza -que deroga toda norma que se oponga a la actual- permitirá el giro en “U” mediante semáforo en la avenida San Martín y la calle 25 de Mayo, con sentido hacia la rampa de ingreso al paso bajo nivel de la calle Espora, que podría ser habilitado al tránsito de manera inminente, mientras continúan obras aledañas.

El presidente del Concejo, Juan Bernasconi se refirió al tema y consideró que “es para destacar el reordenamiento del tránsito en las inmediaciones del bajo vías de Bernal, para que pueda ser inaugurado a la brevedad". "Se realizarán modificaciones de sentido en algunas de las calles y luego la ordenanza va a ser suministrada a los vecinos y comerciantes de la zona, para que sepan antes de que se inaugure como va a ser el tránsito en inmediaciones del bajo vías”, remarcó el titular del Cuerpo.

Aparecen en esta nota: