El glifosato es el herbicida más utilizado en Estados Unidos y el mundo. De las 2.310 muestras de orina que se estudiaron, 1.885 tenían rastros detectables.

Los resultados de un estudio llevado adelante por los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) de Estados Unidos preocupan a científicos. El 80% de las muestras de orina que se tomaron para el análisis contenían glifosato, un potente herbicida cuyo impacto en la salud todavía se desconoce.

La muestra, que incluía a niños mayores de seis años, fue construida de tal manera que represente al total de la población del país norteamericano. De las 2.310 muestras de orina que se estudiaron, 1.885 tenían rastros detectables de glifosato, el herbicida más usado en Estados Unidos.

“Creo que saber que la mayoría de nosotros tenemos glifosato en nuestra orina será alarmante para muchas personas”, estimó la profesora Lianne Sheppard, del departamento de ciencias de ambientales y de la salud ocupacional de la Universidad de Washington (Estados Unidos). Esta investigadora estuvo detrás de un estudio de 2019 que halló que la exposición al glifosato aumenta el riesgo de linfoma no hodgkiniano.

Al día de hoy, las posiciones sobre las consecuencias de este herbicida en la salud de las personas están divididas entre quienes afirman que es inocuo y entre quienes sostienen que podría ser cancerígeno. Por ello, a raíz de este estudio se volvieron a elevar llamados a que se estudien los riesgos con mayor profundidad.

ADEMÁS: Informe relaciona el consumo de carne procesada con riesgo de cáncer

La opinión de los expertos en salud

Para Phill Landrigan, quien trabajó en los CDC del país liderado por Joe Biden durante años y que ahora dirige un programa de salud pública en el Boston College, hay que poner el foco de alarma en los niños, quienes representaron casi un tercio de la muestra del estudio. “Las personas de todas las edades deberían estar preocupadas, pero yo estoy particularmente preocupado por los niños”, indicó.

“Los niños tienen muchos años de vida por delante y pueden desarrollar enfermedades con largos períodos de incubación como el cáncer”, sostuvo el investigador de Estados Unidos y agregó: “Esto es particularmente preocupante con el herbicida glifosato”.

En Estados Unidos se utilizan más de 90.700 toneladas de glifosato anualmente para rociar cultivos como el maíz, la soja, el trigo y la avena. Esta sustancia se impregna en las plantaciones y llega hasta los consumidores a través de productos frescos o manufacturados.

De hecho, el autor principal de un estudio al respecto publicado en 2017, Paul Mills, advirtió en ese entonces sobre la "necesidad urgente" de realizar un examen más profundo del impacto en la salud humana del glifosato presente en los alimentos que millones de personas consumen a diario.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados