Francesca padece una cardiopatía congénita compleja que la obliga a tomar 10 medicaciones diferentes por día para mantenerse estable y a alimentarse por sonda. La única esperanza es un tratamiento en Estados Unidos, pero para ello necesita juntar el dinero para viajar.

La vida de Francesca es distinta a la de cualquier niño de su edad. A sus tres años y medio, sabe más de quirófanos, inyecciones, sueros y bisturíes, que de muñecas, princesas de cuentos y castillos encantados. Nació con una cardiopatía congénita compleja, una enfermedad poco frecuente que afecta a 1 de cada 30 mil bebés nacidos vivos. Dicha patología no fue diagnosticada de forma prenatal y la obligó a soportar largas estadías en hospitales. En sus 42 meses de vida pasó cuatro cirugías a corazón abierto, cinco cateterismos cardíacos y numerosas intervenciones en distintas instituciones reconocidas del país.

A raíz de su problema, los médicos de Chaco, donde nació, le recomendaron viajar a Buenos Aires para realizar un tratamiento. “Nos dijeron que era una cardiopatía muy severa, que había que operarla urgente, aunque ella nunca tuvo ningún síntoma”, contó Gabriela, su mamá. Pero por falta de turnos, Francesca debió esperar 45 días en un hotel para tener la primera cirugía.

El año pasado, la niña fue operada por cuarta vez. Sin embargo, lejos de mejorar, su cuadro empeoró. “No tenemos explicación de porqué decayó tanto su estado de salud. Sabemos que es una patología muy grave y que muchos chicos no sobreviven”, contó la mujer.

Francesa permaneció postrada en una cama durante más de dos meses. Después de un cateterismo post quirúrgico, los médicos le dieron una noticia que sacudió a la familia. El corazón de la pequeña no andaba bien y era necesario un trasplante cardíaco. “Sin embargo, no nos daban ninguna garantía que el trasplante sea un éxito”, contó Gabriela.

Una esperanza entre tanta oscuridad

“Hablando con otras familias con hijos con cardiopatías complejas, nos contactamos con el Boston Childrens Hospital, un centro de referencia mundial de Estados Unidos, para pacientes con cardiopatías complejas como la de Francesca”, relató la mamá.

Un pequeño foquito de esperanza se encendió en la familia. Tanto Gabriela, como su marido, Edgar, y sus otros dos hijos, vislumbraron una lucecita de ilusión entre tanto panorama oscuro.

LEA MÁS:

Desde el centro, aceptaron iniciar el tratamiento para Francesca; un tratamiento que si bien no la va a curar le va a permitir ganar en calidad de vida. Actualmente, la pequeña toma 10 medicaciones diferentes para mantenerse estable, está anticoagulada y se alimenta por sonda.

Sin embargo, la obra social les advirtió que no le iba a cubrir el tratamiento en el exterior y que si querían viajar, debían hacerlo por su propia cuenta.

El presupuesto de los gastos médicos es de U$S 54.097, sin tener en cuenta los pasajes y la estadía de Francesca y sus padres en los Estados Unidos, un número ampliamente superador (y devastador) para una familia que se solventa de un ingreso, proveniente de un sueldo de un empleado administrativo.

La operación está programada para el 23 de agosto, pero diez días antes deben viajar a Estados Unidos para hacer el ingreso y los preparativos.

“Estamos llenos de esperanza de que mejore su calidad de vida y así poder volver a Chaco para que Fran pueda ver a sus hermanos, empezar el jardín y hacer una vida normal, dentro de sus posibilidades”, sostuvo la mamá de Francesca.

Por tal razón, iniciaron una campaña solidaria, bajo el lema “#UNIDOSxFRAN” para poder reunir los fondos del tratamiento antes del 1 de agosto. Para ello, abrieron una cuenta en el Banco Galicia para que la gente pueda colaborar con la causa.

“Le pedimos a la gente que nos ayude. Porque mi hija merece nuestra oportunidad de seguir viviendo. Acá la única posibilidad es el trasplante, pero tampoco nos dan ninguna seguridad. No podemos esperar que pase lo peor”, concluyó.

Para colaborar:

CUENTA SOLIDARIA a nombre de los papás de Fran:

Alderete Gabriela P. // Cuil: 27-31959489-8

Molnar Edgar Adolfo // Cuil: 20-29546983-9

Nro de Cuenta: 4016855-6 303-8

CBU: 0070303930004016855682

Alias: UNIDOSXFRAN

Banco Galicia – Sucursal 303 – MEDRANO

Aparecen en esta nota: