domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Política
02 | 05 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Polémica por la visita de Triaca a misa de un socio de la dictadura

0
Comentarios


El ministro de Trabajo fue a un oficio religioso en memoria de Miguel Ángel Egea, civil acusado de apropiarse ilegalmente de los bienes de presos desaparecidos durante el último gobierno militar. El tema explotó en Twitter

Polémica por la visita de Triaca a misa de un socio de la dictadura
Foto:

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, asistió a una misa en honor a un civil que se enriqueció durante la última dictadura militar y desató la polémica. El funcionario del Gobierno Nacional era amigo de Miguel Ángel Egea, quien falleció -simbólicamente- el 24 de marzo de 1976 y fue imputado en la causa de Robo de Bienes en el juzgado del magistrado Sergio Torres.

Junto con socios -civiles y militares-, el acusado se apropiaba de objetos de valor y propiedades de presos y desaparecidos.

Según publicó el diario Página|12 en su edición de este lunes, el integrante del Gabinete de Mauricio Macri concurrió el jueves pasado a un servicio realizado en la Iglesia del Socorro, del barrio porteño de Retiro, en memoria de Egea. Las repercusiones no se hicieron esperar y el tema se convirtió en "trending topic" en Twitter.

La misa se llevó a cabo la tarde previa la manifestación que reunió a 350 mil trabajadores en las inmediaciones de la cartera laboral. Triaca prefirió asistir al evento en memoria de su amigo, al igual que optó por publicar en el diario La Nación un aviso fúnebre tras el fallecimiento del mismo en Miami dos días antes.


LEA MÁS:

      Embed

      Embed

¿QUIÉN ERA MIGUEL ÁNGEL EGEA?


La identidad y el rol de Miguel Ángel Egea durante la dictadura de 1976 fueron puestos en conocimiento público por el ex ministro de Derechos Humanos, ya fallecido, Eduardo Luis Duhalde. Tras investigar los hechos, el funcionario del Gobierno de Néstor Kirchner lo asoció con los Grupos de Tareas de la ESMA de Ricardo Cavallo y Jorge Radice.

Los "socios" se dedicaron a sacar el dinero del país -proveniente de las expropiaciones ilegales-, a través de empresas offshore, y lo volvían a ingresar por medio de firmas argentinas, hecho que demuestra el lavado de activos, delito investigado en 2014 por la Unidad de Investigación Financiera (UIF).

La hermana de Radice, Norma; la esposa de Egea, la estadounidense Bárbara Franz; y otros familiares de los cómplices y genocidas del gobierno militar formaron parte de distintas sociedades que aún se mantienen activas.

      Embed

Comentarios Facebook