sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
25 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Ascenso evalúa no comenzar sus torneos

Luciano Bottesi
0
Comentarios
Por Luciano Bottesi


Para cuando está previsto el comienzo, los clubes habrán acumulado tres meses sin ingresos por televisación. El probable aumento del operativo policial hace que abrir la cancha para algunos sea ir a pérdida.

El Ascenso evalúa no comenzar sus torneos
Foto:

La situación es crítica. Lo fue durante todo el año y ahora no es una novedad: los clubes de la B Nacional pierden plata cuando viajan al interior y, al igual que el resto de las categorías, muchas veces abrir la cancha representa un déficit operativo que se acumula. Con la zanahoria de los nuevos fondos a repartir sus asambleístas aprobaron la Super Liga, pero ante la incertidumbre de su implementación, el retaceo del Gobierno con el Fútbol Para Todos (FPT) y el incipiente aumento del costo de los operativos, las distintas categorías evalúan no comenzar el torneo.

Se trata de un foco de conflicto que no estaba en el mapa de ruta del comité normalizador, que parece estar abocado desde su asunción a la búsqueda de un DT para la selección mayor, al menos por parte de su titular, Armando Pérez.

Cada policía afectado a un operativo policial pasará a cobrar 1052 pesos y cada vez que la Aprevide disponga un operativo para un encuentro de riesgo -sin público visitante, claro-, los clubes tiemblan. "Por los números que manejamos, un costo similar al del último operativo que pagamos, nos saldría 300 mil pesos", grafica el presidente de Los Andes, Oscar Ferreyra. Pero el déficit no se evidencia únicamente al abrir la puerta propia. "Un viaje promedio al interior nos cuesta entre hotel y aéreos unos 260 mil pesos", remarca el vice de Brown de Adrogué, Martín Camarero.

El torneo pasado, entre ingresos genuinos y fondo solidario de primera, cada club de la segunda división embolsaba por televisación un millón de pesos. "Pero tenemos una deuda de tres meses", aclara cualquier dirigente consultado. Entre viajes y operativos, en promedio, cada club puede superar esa cifra cada mes y las instituciones también deben afrontar sueldos de personal y futbolistas, además de los servicios cómo luz, gas y agua y el ingreso por la masa societaria es variable, según cada caso.

La diferencia entre el presupuesto previsto y el impacto inflacionario atemoriza sin distinguir categorías. Un "paro" de la B Nacional ya tiene un efecto contagio en el resto: Primera B, C y D analizan la misma medida.
      Embed



Comentarios Facebook