jueves 19.01.2017 - Actualizado hace
Política
16 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

En la Rosada todos buscan darle forma a la propuesta

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


Los pasillos de la Casa de Gobierno son un ir y venir de funcionarios. Por un lado, están los que participarán de los encuentros y, por el otro, los encargados de aportar ideas para llevar a las reuniones.

En la Rosada todos buscan darle forma a la propuesta
Macri volvió a reunir a su mesa chica, encargada de elaborar la estrategia por el Impuesto a las Ganancias.
Foto:

Mientras en el gobierno le daban la puntada final a la propuesta de enmienda al proyecto de reforma de Ganancias que hoy intentarán consensuar con los sindicatos, continúan los tironeos en el arco opositor sobre la participación o no en el debate convocado por el oficialismo. Empero, los bloques del PJ y el FpV, al igual que la CGT, insisten en votar el proyecto el miércoles próximo.

La central obrera presiona para que la reforma de Ganancias sea ley antes de fin de año. En el Ejecutivo avisaron que intentarán consensuar lo antes posible un dictamen que corrija las distorsiones pero que sea sustentable fiscalmente. Aunque no descartan que la discusión se prolongue hasta 2017, algunas fuentes oficiales se mostraron esperanzadas que el miércoles -día en que el PJ y el FpV quieren aprobar un texto definitivo-, pueda avanzar el proyecto e incluso ser girado con cambios a Diputados.

'Esperamos de la reunión salga un proyecto mejorado que contemple los pedidos de los gremios para exceptuar horas extras, viáticos y feriados del impuesto', indicó ayer a este medio una fuente sindical.

En el gobierno ahora admiten que 'faltó incluir a la CGT por la vorágine del proceso' en la redacción del proyecto original que igualmente no logró ingresar al recinto de la cámara baja. Aunque durante la semana ya hubo contactos con el triunvirato que conduce la central obrera -Schmid, Daer y Acuña- hoy se reunirán formalmente en la cartera de Trabajo para iniciar el 'diálogo' y avanzar en la concreción de un texto 'superador' al aprobado por el arco opositor e incluso al oficial. Trascendió que podrían ofrecerles 'topes' a los ítems que los gremios quieren sacar de las deducciones algo que ayer 'se estuvo analizando' hasta última hora.

Pero no será fácil que en la sesión del miércoles 21 se logre consensuar un proyecto para que sea votado por la cámara alta. Al cierre de esta edición, el bloque mayoritario, el PJ-FPV, que hasta ahora conduce Miguel Angel Pichetto, no se ponía de acuerdo en la estrategia a seguir para lograr dictamen.

El sector del kirchnerismo, encabezado por el neuquino Marcelo Fuentes, continúa en una postura intransigente y la semana próxima quiere convertir en ley el texto girado desde Diputados. 'No nos movemos un centímetro', azuzan al tiempo que aseguran que por lo menos reúnen a 15 senadores que no bajarían a dar quórum en caso que se necesiten los dos tercios de la cámara para votar en el recinto.

En el gobierno insisten en que la financiación del bache fiscal que provocaría la reforma necesita de un sesudo análisis.

Un alto funcionario cuestionó el insistente gravamen a 'la renta financiera' porque, según su análisis, 'suena a palabra vacía: en realidad es cobrarles a los plazos fijos, al ahorro en pesos, y a las Lebacs sin rigor técnico, generando miles de problemas como una probable judicialización y sin saber con rigor cuánto se podría recaudar'.


LEA MÁS:

      Embed
La estrategia del oficialismo es patear todo para 2017

No es ningún secreto en los pasillos de la Casa Rosada que el macrismo aprendió rápido el curso de política. Habló con Moyano para atemperar al sindicalismo y el Senado no tiene muchas fechas libres.



Y, en este sentido, se preguntó por qué la oposición en todo el año 'no hizo aportes a la comisión de reforma tributaria' que se movió poco en el parlamento. 'Se necesita un análisis serio y no apurado', apuntó y recordó que el ministro Alfonso Prat Gay adelantó que está en agenda oficial grabar determinadas operaciones financieras.

En este contexto, el viceministro del Interior, Sebastián García De Luca, aseguró que el gobierno busca darle 'racionalidad' al proyecto y por eso pidió 'seriedad para beneficiar a los trabajadores pero también para tener un Estado presente que de servicios de calidad'.

Aseguró a una radio que la discusión 'requiere una seriedad para beneficiar a los trabajadores pero también para tener un Estado presente, que dé servicios de calidad' por lo que aseguró que no se puede aprobar un proyecto 'de un día para el otro para llegar a un desequilibrio financiero'.

'Nosotros asumimos con $15 mil de haberes de Ganancias y estamos planteando llevarlo a $33 mil", concluyó.

Comentarios Facebook