lunes 23.01.2017 - Actualizado hace
Política
26 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Prat Gay: con más sombras que luces y sin nafta en la recta final

0
Comentarios


El despedido ministro de Hacienda y Finanzas comenzó el año bien arriba: se llevó aplausos con la salida del cepo y del default. Pero rápidamente comenzó a perder peso en la toma de decisiones y, sorpresivamente, no llegó a fin de año

Prat Gay: con más sombras que luces y sin nafta en la recta final
Foto:

A pesar de los trofeos de la primera parte del año, Alfonso Prat Gay se quedó sin nafta en la recta final de su temporada como capitán de la economía argentina. Fue despedido con Mauricio Macri de vacaciones y por decisión del propio presidente, tal como confirmó uno de sus enemigos dentro de la Casa Rosada, el jefe de Gabinete Marcos Peña.

El baluarte del gradualismo se anotó algunos triunfos que hacían pensar en una larga estadía en el Gobierno de Cambiemos. Sobrevivió a cuestionados ministros como Juan José Aranguren, el padre de los tarifazos de luz y gas, y a Lino Barañao, el único ministro de la era kirchnerista que, pese al sacudón del Conicet en los últimos días, se mantiene en pie dentro del gabinete.

Las últimas semanas, y en particular la disputa por Ganancias, terminaron de limar su poder. Prat Gay no estuvo sentado a la mesa de la negociación que terminó por sonreírle al Gobierno y eso fue una clara muestra de la preferencia del jefe de Estado por otros escuderos. La lista de nombres propios comienza con Federico Sturzenegger y sigue con Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, los hombres de confianza de Peña.

¿Cuáles fueron los principales logros de su gestión? Sin duda, el fin del cepo cambiario, la salida del default en abril de este año –Argentina regresó así a los mercados internacionales- y las reacciones positivas, o al menos por encima de las expectativas oficiales, del blanqueo de capitales, ya por encima de los 60.000 millones de dólares.

Prat gay recibió incluso un mimo hace dos meses y medio atrás, cuando recibió el premio al ministro de Finanzas del Año que otorga la revista británica Euromoney en una ceremonia en el Club de Prensa Nacional de Washington, en lo que significó un reconocimiento personal y "un respaldo hacia el nuevo rumbo adoptado por el país".


LEA MÁS:

      Embed
El duro vaticinio de Tinelli por la ida de Prat Gay

El popular conductor televisivo se refirió a la decisión del Gobierno a través de su cuenta de Twitter. “¡Qué 2017 se nos viene!”, tiró. Picante...


Pero hasta allí llegaron las luces, que se apagaban mientras referentes del Ejecutivo hacían esfuerzos por desmentir su renuncia y por destacar su participación en la negociación por Ganancias.

Entonces, ¿cuáles fueron las contras de su paso por Hacienda?

Nunca se lo vio con demasiada paciencia ni claridad para explicarle al ciudadano de a pie los efectos de sus decisiones. En ese sentido, su perfil público no lo acompañó: su falta de carisma le restaba puntos a la hora de asegurar, por ejemplo: "No podemos decir que cayó el salario real". Llegó a mostrar, incluso, un costado desconcertante en medio de su pelea con Roberto Lavagna.

Eso, claro, mientras la economía y los índices no daban señales de mejoría y el segundo semestre pasaba con más pena que gloria: un déficit fiscal cercano al 5%, descenso de la actividad industrial, de la construcción y del consumo, entre otras estadísticas.

Y si bien el epílogo de 2016 le daría levemente la razón, lo cierto es que se apresuró demasiado a asegurar, en agosto, que "la inflación ya no es un tema", lo cual le valió un enfrentamiento público con Sturzenegger. Para contestarle, el titular del Banco Central le apuntó a los precios como el principal problema de la economía.

Una promesa de campaña quizá sea hoy, un año después, la mejor muestra gráfica de su gestión: "El valor del dólar va a estar en algún punto entre esos dos valores, entre $9,50 y $16. Va a estar más cerca de $9,50 si hacemos las cosas bien y más cerca de $16 si al que le toca hace las cosas mal". La mañana de su despido, el dólar abrió a $15,70.

      Embed

Comentarios Facebook