lunes 16.01.2017 - Actualizado hace
Policiales
27 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La comisaría de Flores: robos internos, prostitución y coimas

0
Comentarios


La seccional 38ª se encuentra ubicada en una de las zonas con mayores delitos de la Ciudad. En los últimos cinco años estuvo implicada en la sustracción de armamento, liberación de calles para el delito contra autos y casos de proxenetismo. El ex comisario Gerardo Fabián Galli benefició al dueño de un cabaret donde ocurrió un asesinato

La comisaría de Flores: robos internos, prostitución y coimas
Foto:

Ubicada sobre la avenida Coronel Esteban Bonorino al 258, la comisaría 38ª está emplazada en uno de los barrios con mayor cantidad de delitos violentos de la Ciudad de Buenos Aires. Los vecinos de Flores que reaccionaron ante los agentes policiales y tomaron el edificio a la fuerza reclaman mayor seguridad, pero a la vez denunciaron connivencia de esa entidad con la delincuencia de la zona. Tienen argumentos: en los últimos cinco años estuvo implicada en la sustracción de armamento, liberación de calles para el delito contra autos y casos de proxenetismo.

En febrero de 2012 estalló el primero de una hilera de escándalos.  Fue señalada de recibir coimas para no evitar el cierre de prostíbulos de la zona y brindarles seguridad. La denuncia la había presentado Lorena Martins, e iba también en contra de su padre Raúl Martins, quien tenía vínculos con la seccional: les pagaba 5.000 pesos por mes para cumplir con su objetivo.

LEA MÁS:

      Embed
Video | Así quedó la Comisaría 38 de Flores

La Guardia de Infantería de la Policía Federal recién pudo desalojar el edificio durante la madrugada, luego de los incidentes en el marco de la protesta de los vecinos por la muerte de Brian Fernando Aguinaco, el chico de 14 años baleado por motochorros


A los meses, renunció Gerardo Fabián Galli, el comisario de la 19ª, una de las que había sido nombrada por Martins.

En la causa estuvo implicados Carlos Grandal y Roberto Cabrini, ex titular de la comisaría 38ª, que había sido pasado a retiro unos meses atrás, luego de permanecer en la fuerza en otras áreas no operativas.

Grandal, por su parte, cerró un prostíbulo que estaba en la jurisdicción al mes de haber entrado.

En abril de ese mismo año, Grandal inició un control interno al advertir la ausencia de 74 pistolas y revólveres de diferentes calibres (en su mayoría, .22 y 9mm). La denuncia tuvo como consecuencia la creación comisión investigadora por parte del Ministerio de Seguridad, en ese tiempo a cargo de Nilda Garré.


      Embed

La fiscal de instrucción porteña Mónica Cuñarro, a cargo de la causa, apuntó a varias hipótesis, pero una tuvo mayor relevancia: los posibles lazos de los policías de esa jurisdicción con los delincuentes y narcos de la villa 1-11-14, ubicada a 20 cuadras.

A finales de ese año, apareció otra denuncia más. La fiscal Mónica Cuñarro, con la colaboración de su colega José María Campagnoli, a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos con Autor Desconocido, vertieron la sospecha por liberación de zonas para el robo de autos para vender sus auto partes en el mercado negro.

El texto legal detallaba: "En lo que va del corriente año, más de 157 personas han sido víctimas de sustracciones de automóviles (para la obtención de autopartes) o de pertenencias del interior de los vehículos, de lo que se colige que, prácticamente, estas zonas pueden describirse como un territorio con ausencia deliberada de prevención y atención". En la investigación no sólo se nombra a la seccional 38ª, sino también a las comisarías 12ª, 40ª, 48ª, 13ª, 29ª, 41ª, 43ª y 50ª".

Fuentes judiciales aseguraron que hubo diálogos telefónicos entre un efectivo de la jefatura y una mujer. En la misma había una pregunta del hombre: "¿Che, cuánta plata me dejaste?".

LEA MÁS:

      Embed
Video | La muerte de Brian desató la furia vecinal en la comisaría

La noticia de la muerte del adolescente Brian Aguinaco originó serios incidentes y destrozos en la seccional 38ª de Flores, donde vecinos fueron a exigir justicia por el chico y a pedir mayor seguridad en el barrio.


El 14 de agosto el canal de televisión América TV emitió en el programa "Informe Central" sobre una investigación del caso del homicidio de Romina Di Nápoli, una menor de 18 años de edad que era prostituida en el prostíbulo Doly's y que en la madrugada del 9 de enero de ese año había sido asesinada de un tiro en la cabeza adentro de ese domicilio (Av. Directorio 2816-20) por dos supuestos clientes.

El mismo día, el dueño del prostíbulo César Álvarez González firmó la compra de un yate junto a Guillermo Carlos Sodini, comisario de la 38ª.

Marcelo Colombo, fiscal a cargo, aseguró que esa misma seccional previno sobre el hecho, pero omitió partes de la investigación para poder beneficiar a Álvarez, como que era el propietario del prostíbulo en donde fue muerta la mejor de edad. También habían dejado de lado que era menor.

LEA MÁS:

      Embed
El mapa del delito de Flores, según La Alameda

La Fundación Alameda difundió las direcciones de los lugares donde se cometieron homicidios, y donde hubo venta de droga, prostíbulos y talleres clandestinos




      Embed


Comentarios Facebook