El crecimiento individual y colectivo, más el buen momento anímico, contrastan con cierta inconsistencia defensiva y la historia reciente negativa en los mano a mano decisivos contra el equipo del Muñeco

Desde las series de octavos de final que el Boca de Guillermo Barros Schelotto viene creciendo en su idea de juego y por allí pasa entonces una de las certezas que tiene el equipo Xeneize de cara a la final del siglo ante su eterno rival. Sin ser tan vistoso en su juego, el Boca del Mellizo pasó a ser más equilibrado defensivamente, pero manteniendo su contundencia en ataque. El desafío es vencer al karma de los mano a mano ante River.

Tras muchas críticas por un nivel futbolístico que no convencía a propios ni extraños, Boca fue encontrando un equipo y se metió con fundamentos en la final de la Copa Libertadores, que tendrá que definir nada menos que ante River. Y en el inicio de la cuenta regresiva de cara al partido de ida, que se disputará el próximo sábado en La Bombonera, vale la pena repasar algunas claves del equipo del Mellizo en busca de ir por el sueño máximo de levantar el séptimo trofeo de esta competencia.

1) El momento anímico es una de sus mejores cartas. Es inmejorable podría decirse, desde todo punto de vista. De octavos de final para adelante Boca ha encontrado una forma de jugar que no tenía y esto lo ha fortalecido en su amor propio. Se muestra como un equipo sólido, con argumentos, que impone condiciones de local y sabe “trabajar” los partidos de visitante. Como se debe jugar la durísima Copa Libertadores de América. “Fuimos de menos a mayor en el año, encontrando de a poco el equipo y los resultados. Hemos mejorado en los dos ámbitos, en lo individual y en lo colectivo”, lo resumió a la perfección el propio Guillermo Barros Schelotto

2) Los once que salen de memoria. Guillermo Barros Schelotto se la jugó por una formación y es una fija que no se moverá de ella, salvo que sea por fuerza mayor (lesiones o suspensiones). Ratificó a Agustín Rossi en el arco, confirmó a Leonardo Jara de lateral derecho y al cordobés Ramón Wanchope Abila como su centrodelantero titular, para que luego ingrese el Pipa Benedetto. Su otra fórmula es jugar con Mauro Zárate de local y con el colombiano Sebastián Villa de visitante. Así fue limpiando uno a uno los rivales en los mano a mano desde octavos en adelante y sin perder ningún partido.

ADEMÁS:

El extraño "aliento" de los hinchas de Boca de cara a la final con River

El fallo de la Conmebol: cuatro fechas a Gallardo y la primera final va el sábado

3) Las dudas de siempre. Con un mediocampo sólido, con más marca que juego, y un ataque eficaz, con mucho poder de gol, las dudas de este Boca finalista siguen pasando por la zona defensiva. Carlos Izquierdoz y Lucas Olaza le han dado mayor carácter y seguridad a la última línea, pero la incógnita continúa pasando por las respuestas del arquero, por la irregularidad de Jara y por las distracciones de Magallán. La defensa es la zona menos consolidada del equipo.

4) Los fantasmas del rival y de su entrenador. En los últimos tiempos River se ha transformado en un karma para Boca, sobre todo en los duelos mano a mano, que casualmente siempre tuvieron a Marcelo Gallardo como entrenador en la vereda de enfrente. Y es por eso que esta final será un nuevo examen a rendir, donde no puede cometer los mismos errores. Para ello será fundamental no sólo su propuesta de juego sino también su carácter. Estos partidos requieren de mucha concentración, disciplina y orden, ya que se definen por mínimos detalles.

5) La deuda externa. Boca suma diez años sin lograr un título internacional (el último fue la Recopa 2008) y esa es una deuda que los hinchas le reclaman hasta en los cántitos. Ya no alcanza el bicampeonato ni la presencia en las copas. Hace falta una vuelta olímpica y ésta es la oportunidad inmejorable de saldar todas las cuentas. Habrá que ver si los jugadores pueden manejar esa presión a favor y no como una mochila a cargar.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados