El voleibolista argentino Luciano De Cecco confesó que teme que su medalla se raye o rompa. Reflexiona sobre la importancia de este logro: "Ningún premio individual está a la altura de los logros colectivos".

Cuando ya pasaron algunos días de la conquista y la adrenalina ya bajó a niveles normales, llegó el momento del análisis y los balances, pero también de valorar lo que significa ganar una medalla olímpica. Luciano De Cecco, valuarte y símbolo del seleccionado argentino masculino de vóley fue parte fundamental para lograr la medalla de bronce en Tokio 2020, y es por eso que decidió compartir sus vivencias.

DeCecco-03.jpg
De Cecco con su medalla de bronce colgada y sus anillos olímpicos tatuados. Fotos: TheCecco15.com

De Cecco con su medalla de bronce colgada y sus anillos olímpicos tatuados. Fotos: TheCecco15.com

A través de su flamante sitio TheCecco15.com, el capitán argentino reconoció en una serie de posteos, que no volvió a tocar la medalla y que la guardó. "Pasan los días y sigo sin caer. Es tan preciado lo que logramos en los Juegos de Tokio que guardé la medalla en su estuche y no quiero ni tocarla: tengo miedo de romperla o rayarla", confiesa.

"Desde hace varios años yo venía diciendo que, si no conseguíamos algo grande, el vóley argentino iba a desaparecer", añade el jugador que milita en el Lube Civitanova de Italia.

"Para llegar acá pasamos años sin ganar partidos, con quilombos dirigenciales, económicos o de lo que fuere. Siento que hemos dado todo por la Selección durante muchos años y hemos recibido poco o nada a cambio en muchas situaciones", reflexiona y añade que "me encantaría que las cosas cambien, que los chicos que nos sucedan en la Selección no tengan que vivir un montón de cosas que vivimos y sufrimos nosotros. Y que el vóley renazca".

De Cecco no volvió a colgarse la medalla pero decidió perpetuar este logro en el bíceps de su brazo izquierdo a través de un tatuaje; en este caso optó por un diseño sutil que lo acompañará por el resto de sus días: los anillos olímpicos y la silueta de la ciudad de Tokio, sede de estos Juegos.

DeCecco-02.jpg
Luciano De Cecco mira el cielo emocionado y agradece, la Argentina acaba de hacer historia en los Juegos de Tokio 2020. Archivo.

Luciano De Cecco mira el cielo emocionado y agradece, la Argentina acaba de hacer historia en los Juegos de Tokio 2020. Archivo.

En otro posteo reciente, De Cecco asegura: "En Tokio me eligieron como el mejor armador de los Juegos Olímpicos, pero eso pesa cero en mi cabeza. No quiero parecer irrespetuoso, porque es un halago importante, pero siempre dije que cambiaría todos mis premios individuales por ganar las finales y los partidos por medallas que perdí".

"Lo que va a quedar en la memoria es el bronce que ganamos. Si quisiera acumular premios individuales tal vez debería haber probado con el tenis. El vóley es un deporte de conjunto y así lo siento", afirma el armador, de 33 años.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados