Robo, insultos y amenazas con armas tras la derrota del Calamar ante Estudiantes, en el partido clave por la definición del torneo de la "B". Este miércoles el plantel no entrenó y algunos futbolistas analizan la posibilidad de irse de la institución. En tanto, en Floresta, mientras se jugaba el partido de reserva, barrabravas de All Boys amenazaron a dirigentes y hasta padres de la gente de Nueva Chicago. "Estuvimos al borde de una desgracia", relató el DT Facundo Argüello.

Una hora después de perder en su estadio de Vicente López un partido clave ante Estudiantes, es decir en el arranque del miércoles, el plantel de Platense vivió un momento cargado de violencia. Fue cuando un grupo numeroso de barras, luego de invadir la zona mixta y amenazar a los todos los presentes, subió a combi en la que se iban a retirar los futbolistas y, tras acusarlos de “no querer ascender”, los amenazaron con armas de fuego, los agredieron y les robaron las pertenencias. Sin dudas, un hecho gravísimo que marca un recrudecimiento de la violencia en el fútbol de ascenso.

El delantero Daniel Vega, símbolo y referente del plantel calamar, dio detalles del episodio. “Vinieron a putearnos al micro, hubo recriminaciones y nos robaron la ropa que teníamos puesta. Cuando vino la gente de seguridad todo se desmadró. Las armas no las vi, pero hubo piñas con la gente de seguridad nuestra que es una sola persona y peleó contra un montón. En el momento la policía no estaba, no había nadie, llegaron diez minutos después. Había una mujer que no podía hacer mucho”, comentó.

“Trapito” Vega, goleador histórico de la institución, señaló que los barras “rompieron un portón y entraron”, a la vez que indicó que en el lugar donde ingresaron había “solo un muchacho que hizo lo que pudo”, tras lo cual dijo que los jugadores están “bastante preocupados”.

LEA MÁS:

Por su parte, el volante Hernán Lamberti agregó que “hubo armas blancas arriba del micro. La situación que vivió Ariel Peralta (Jefe seguridad) también fue muy fea, lo increparon entre todos. Estamos a tres puntos del primero, estas cosas nos sacan las ganas de todo”.

Mientras tanto el miércoles por la tarde, con el partido del próximo domingo ante Villa San Carlos muy cerca, el plantel de Fernando Ruiz se juntó en el predio de SETIA en Ezeiza, pero decidieron no entrenarse y, mientras desde la dirigencia del club se dio a conocer un comunicado de apoyo, después un grupo se dirigió a la sede de Futbolistas Argentinos Agremiados para reunirse con Sergio Marchi. Hoy volverán al trabajo, desde las 9, pero lo harán en el predio de AFA y en principio con el plantel completo.

Lo cierto es que ayer mismo tomó fuerza el rumor de que algunos jugadores estarían decididos abandonar la institución. Se trataría de Diego Tonetto, llegó como refuerzo para este segundo semestre, Jorge de Olivera, Juan Olivares y Hernán Lamberti.

“En un primer momento, me quería ir. Ahora estoy algo más tranquilo. Pero nunca me había pasado lo de ayer, ni peleando el descenso en Colón. Si estando segundos se armó este quilombo, si perdemos el domingo con San Carlos no se que van a hacer, nos van a ir a buscar casa por casa”, dijo Fernando Curuchet.

LEA MÁS:

Comunicado de la CD y discrepancia de la APREVIDE

Mientras el club Platense expresó su solidaridad con el plantel” por lo ocurrido y explicó que el club se puso a disposición de la Justicia, el titular de APREVIDE, Juan Manuel Lugones, marcó su discrepancia con los dirigentes del club al advertir que muchos de los que entraron sin pagar al estadio “fueron los que luego amenazaron al plantel”.

“A raíz de los hechos de violencia que se vivieron en nuestro club, la Comisión Directiva se solidariza con el plantel profesional de fútbol, cuerpo técnico, personal de seguridad, dirigentes y allegados por la difícil situación vivida. Desde la institución venimos trabajando en mejorar la seguridad día a día y por eso, para este encuentro, dispusimos de un operativo de seguridad compuesto por, aproximadamente, 95 efectivos policiales. Por último, informamos que la fiscalía de turno ya nos contactó y está trabajando en función de lo acontecido y, como siempre, estamos a disposición de la Justicia”, expresó el comunicado.

Por su parte Lugones señaló: “Aspiramos a que los responsables de la barra terminen presos”, tras lo cual señaló que discutieron con dirigentes de Platense que ayudaban a entrar a algunas personas sin pagar entrada. “No existen los barrabravas buenos, a veces los dirigentes te dicen ‘yo los conozco, son buena gente’. Pero lo que querían entrar sin pagar fueron los que después terminaron apretando a los jugadores”.

LEA MÁS:

En Floresta, ni la ropa les dejaron a los de Nueva Chicago

Las apretadas a los jugadores de Platense, sumado a la amenaza y robo sufrido el miércoles por dirigentes de Nueva Chicago en el predio de All Boys en Floresta, en un partido de Reserva, marcó un recrudecimiento de la violencia barrabrava en el ascenso, con otros incidentes recientes que afectaron a los clubes San Miguel, Colegiales y Almirante Brown.

“Entreguen la ropa o le cagamos a tiros el micro”. Así amenazaron los barras de All Boys a directivos de Nueva Chicago, que tuvieron que dar la vestimenta oficial del Torito.

Facundo Argüello, DT de la reserva de Chicago manifestó que: “Los dirigentes que nos acompañaron fueron atacados por supuestos barras de All Boys que estaban armados, estuvimos al borde de una desgracia. Estoy orgulloso de los chicos porque no respondieron a ninguna de las provocaciones”.

Cinco barras de All Boys ingresaron a la habitual cabecera local del estadio Islas Malvinas con armas de fuego y atacaron a dos integrantes de la delegación de Nueva Chicago, durante el clásico de División Reserva que se disputó en la víspera.

LEA MÁS:

Gustavo Loffredo y Mariano Composto, dirigentes que acompañaban al plantel y tenían ropa oficial del club de Mataderos, fueron ubicados en ese sector por orden de la directiva de Floresta y miraban el juego en compañía de sus pares del Albo. Cuando de repente fueron sorprendidos. "Los amenazaron con revólveres y les sacaron la ropa que tenían puesta, remera y buzo. Terminaron con el torso desnudo y les pedían que se saquen los pantalones", explicaron integrantes del cuerpo técnico del Torito a TyC Sports.

Diego Chávez y Gastón Colángelo, los otros dos dirigentes que acompañaban al equipo de Mataderos, tuvieron mejor suerte por haber sido ubicados dentro del campo de juego.

Luego, los barrabravas de All Boys se cruzaron hacía la zona de platea y continuaron su repertorio de amenazas frente a los padres que acompañaban a los futbolistas de Chicago. Muchos de ellos terminaron saliendo del estadio con el micro del plantel para evitar mayores problemas.

Este hecho en Floresta es un eslabón más del recrudecimiento de la violencia generada por los barrabravas en el mundo del fútbol de ascenso, que no distinguen de colores de camisetas.

LEA MÁS:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados