El experimentado lateral del Granate reconoció que conseguir el máximo título continental se convertiría en la frutilla del postre para su dilatado recorrido en el fútbol profesional. El plantel trabajó en el polideportivo del club, en donde realizó trabajos en espacios reducidos.

En Lanús se piensa en una sola cosa: conseguir la Copa Libertadores de América. El Granate se pone a punto para iniciar de la mejor manera la serie final frente a Gremio de Brasil y conseguir así el séptimo título de su historia.

Maximiliano Velázquez, uno de los referentes que tiene el plantel que encabeza Jorge Almirón y quien mayor cantidad de partidos defendiendo la camiseta del club del Sur ostenta, sueña con sumar su sexta estrella y se hace la película en el tramo final de su carrera.

LEA MÁS:

“Ganar la Copa Libertadores de América sería un broche de oro”, precisó el defensor que a los 37 años sabe que no quedan demasiadas chances para cumplir dicho cometido.

“Ya gané dos copas Sudamericanas, con Independiente (2010) y con Lanús (2013), pero ganar la Libertadores y jugar el Mundial de Clubes, sería lo máximo como para retirarme del mejor modo”, agregó el capitán luego del entrenamiento matutino que los de Almirón llevaron a cabo este martes.

Del mismo modo, el futbolista entrerriano sostuvo: “Hemos dado muestras claras que somos dignos finalistas, por el modo que fuimos dejando en el camino a muy buenos adversarios, cuando pocos confiaban en nosotros”. Y amplió: “Me dio bronca que se hablara más de los fallos del árbitro colombiano (Wilmar Roldán), en la segunda semifinal, que de los méritos que hizo Lanús para ganar, que fue el dominador en la mayor parte del partido”.

LEA MÁS:

Por otro lado, admitió que para Gremio, Lanús es “una sorpresa” debido a que el elenco brasilero esperaba jugar con River, aunque aseguró que eso no será una ventaja para el combinado argentino porque hoy, “por los videos, se puede conocer el juego de todos los equipos”.

Espacios reducidos en el polideportivo

En lo estrictamente futbolístico, el plantel realizó trabajos tácticos en espacios reducidos, para alcanzar su mejor forma de cara al primer partido con Gremio, que se jugará el próximo miércoles 22 a las 20.45, en Porto Alegre, y que contará con el arbitraje del chileno Julio Bascuñán.

Si bien Almirón todavía no confirmó la formación, se espera que repita a los mismos nombres que vienen jugando en las últimas presentaciones, es decir: Esteban Andrada; José Luis Gómez, Rolando García Guerreño, Diego Braghieri, Velázquez; Román Martínez, Iván Marcone, Nicolás Pasquini; Alejandro Silva, José Sand y Lautaro Acosta.