El equipo de Cocca perdió tres de sus últimos cuatro partidos y no puede disimular su crisis. Encima, en unos pocos días tiene tres juegos seguidos ante San Lorenzo, Rionegro Aguilas (por la Copa) y Aldosivi.

En pocos días, Racing pasó de la ilusión a las dudas. De cinco victorias seguidas, a tres derrotas en cuatro partidos, con una fragilidad futbolística que no pone en riesgo las ambiciones para este semestre, porque los objetivos siempre se concentraron en clasificar a la próxima fase de la Copa Sudamericana y a clasificarse entre los cinco primeros del torneo local, para ganarse uno de los pasajes de la Libertadores del año que viene.

Y sin Bou (desgarrado), con Lisandro López volviendo de a poco, con una evidente debilidad defensiva y una identidad como equipo que no logra consolidarse, en siete días, Racing se juega todo el semestre, porque el sábado recibe a San Lorenzo, un rival directo en la clasificación a la Libertadores, después viaja a Colombia para jugar el jueves 1 de junio el cotejo de vuelta ante Rionegro Aguilas (tiene la ventaja mínima de su triunfo en la ida), y al regreso, con las energías que le queden, recibirá a Aldosivi de Mar del Plata, con la obligación de sumar los tres puntos, para llegar al mini receso con el crédito intacto.

LEA MÁS:

En sus declaraciones luego de la contundente caída ante Rosario Central, Cocca admitió que “el equipo no tiene respuestas, y debemos hacer autocrítica de puertas para adentro, buscando ver qué jugadores están en mejores condiciones para este momento”, lo que expone la bronca del DT y su necesidad de volver a meter mano en la formación, porque si bien hubo cirugía mayor después de la caída ante Temperley, esos movimientos internos no aportaron los resultados deseados, porque recibe goles con mucha facilidad y encima, ya sin Lautaro Martínez, citado para el Juvenil, perdió la fortaleza ofensiva, que era su mayor virtud.

La realidad marca que Racing está mal, pero que todavía tiene el futuro en sus manos. Porque está a un paso de la zona de clasificación a las copas y además, jugará con rivales directos en esa pelea, como San Lorenzo (lo recibe el sábado, a las 21,15), River (inmediatamente después del receso), Colón y Banfield, mientras que en la Copa Sudamericana debe sostener la ventaja que logró hace ya casi tres meses en Avellaneda, cuando venció a Rionegro Aguilas Doradas, un tibio elenco colombiano, por uno a cero, con tanto de Brian Mansilla, otro de los que está en Corea del Sur con el Seleccionado Juvenil Sub-20.

Y también está claro que Racing llega al final de la temporada con lo justo, pagando caro lo realizado en los últimos mercados de pases, en los que vendió mucho y compró poco, lo que le deja poco margen de maniobra a Cocca a la hora de reacomodar las piezas, para sacar a la Academia su laberinto.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados