A Matías Vidondo le quitaron sus títulos argentino y sudamericano pesado por no defenderlos, pero más allá de eso, por su larga inactividad. Él se defiende diciendo que no tiene rivales ni desafíos, una verdad a medias. ¿Actuó correctamente la FAB? ¿Quién tiene la razón?

En condiciones normales, el neuquino Matías Vidondo es el mejor pesado del país. Eso no lo discute nadie, ni siquiera quienes comparten con él el ránking argentino, donde figura como campeón en receso. (NdeR: Hay uno interino que es el cordobés Ariel Bracamonte)

Sucede que “El Matador” –como lo apodan- tiene 42 años y ya hace más de 2 años que está en receso, amén del peso en que se encuentra, que tal vez ronde los 150 kg, teniendo en cuenta que la última pelea la hizo en 120.

La semana pasada –y los días previos- puso el grito en el cielo cuando se enteró que El Patón Basile iba a pelear por el título sudamericano que él también ostenta –u ostentaba- contra un boliviano llamado Julio Cuellar, de 38 años y 13-6-0 hasta entonces, 12 KO, y todas sus derrotas antes del límite, un tipo de púgil de esos al que en la jerga vulgar se los denomina “guarda de tranvía”, porque el guarda de tranvía es una profesión que ya no existe más.

Basile, 1º en el ránking argentino, ganó el sábado pasado en Luis Guillón por KOT 3, no sin antes haber zapateado en el round inicial, lo cual alcanzó para que el boliviano sintiera que “cumplió” con su rol, y así “rendirse” prontamente, sin culpas.

El tema es que el Patón ganó el título sudamericano “regular”, lo cual significa que a Vidondo lo despojaron –de allí su bronca-, aunque hay una noticia peor para él: ya le quitaron también el argentino, por lo cual el mes que viene ni figurará en el ránking como monarca en receso, y en cambio estará como regular Ariel Bracamonte.

ADEMÁS:

Histórica victoria en el boxeo femenino argentino

La FAB no hizo otra cosa que aplicar el reglamento, que venía postergando porque Vidondo, con cierta razón, argumentaba que no tenía rivales, ni desafíos, por lo tanto su inactividad no era culpa suya.

Hay una regla muy reciente en la FAB, que exige a todos los campeones argentinos a defender como mínimo una vez por año su corona, caso contrario se declarará la faja vacante y se llamará a licitación para llenarla.

A Vidondo lo esperaron 1 año entero, dado que su situación era excepcional. Pero hete aquí que pese a que tiene 6 meses para unificar contra el interino –que lo ganó en marzo- ya se han cumplido 2 años de inactividad total, y posee encima más de 34 años, por lo cual le cabe otra regla que está por encima de ella, que es la de la cancelación de su licencia en los términos del artículo 32.10. Por lo tanto, para volver a combatir deberá realizarse una batería de estudios médicos específicos.

A esto hay que sumarle que al grandote ex monarca en realidad le habían hecho un desafío, que no aceptó por razones económicas. Fue el propio Ariel “Chiquito” Bracamonte, a través de su mánager Carlos Del Greco, quien según Vidondo le ofreció $ 100.000 y según otra fuente $ 200.000, cosa que el neuquino rechazó pidiendo 500.000. O para hablar en dólares, algo así como U$ 10.000.

El desacuerdo monetario -que de entrada siempre existe enestas negociaciones-, no es motivo para descartar una pelea, menos de carácter oficial. Por lo tanto, lo que se debió haber hecho era dar parte a la FAB y que esta ordenara una licitación a la brevedad.

Pero evidentemente, no había demasiado interés en ninguna de las dos partes para eso, y la FAB tampoco posee resortes como para agilizar estas cuestiones acorde a lo estricto de sus reglas.

Sería bueno que ahora, con las nuevas “fechas FAB” que se avecinan –el sábado es la primera en Lanús con dos peleones-, la FAB no deje más sus títulos tan librados a la voluntad de los campeones, y que en caso de desacuerdo monetario intervenga y proponga los choques , antes de quitar los títulos.

Vidondo igual se queja con razones más filosóficas que racionales. Porque así como todos sabemos que entrenado y puesto al ruedo sería invencible en nuestro país, también todos sabemos –él antes que nadie- que no volverá a pelear más, porque mental y físicamente está retirado. Y con él no se puede retirar la corona, o congelarla de por vida.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados