Con la reducción del déficit fiscal como objetivo primordial, el gobierno ya analiza qué gastos pueden ser recortados. El área de Defensa es una de las que estaría en la mira. Niegan que vayan a achicar el PAMI.

Aunque ya ha sido lanzada la convocatoria a la oposición para acordar nuevas metas de reducción del déficit fiscal, el gobierno ya analiza cómo reducir los gastos del Estado, lo que despierta inquietud en distintas áreas, como el Ministerio de Defensa, donde temen perder recursos en los próximos meses.

En la conferencia de prensa del último miércoles, el presidente Mauricio Macri admitió que, como contraprestación para liberar recursos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pedirá “un número” sobre el recorte fiscal pero que será el gobierno, en diálogo con otros sectores en el marco del denominado “gran acuerdo nacional”, quien decidirá donde pasar la tijera para achicar el gasto público.

Empero, reconoció que la tarea que tiene su administración por delante es “acelerar” el ritmo de la baja del déficit fiscal. En plena corrida cambiaria, Nicolás Dujovne, titular de Hacienda, había cambiado la meta de recorte de 2018 al bajarla de 3,2 a 2,7 por ciento del PBI.

Lo cierto es que en Jefatura de Gabinete ya analizan los primeros números; desde el Ministerio de Modernización, la cartera de Andrés Ibarra que ha auditado al Estado, dijeron este jueves que no fueron convocados para el nuevo diseño. Por caso, ayer por la tarde el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, que tiene a su cargo la influyente oficina de Diseño Organizacional, partió raudo hacia la Quinta de Olivos para entrevistarse con un recién llegado Macri, que venía de Córdoba.

LEA MÁS:

Aunque el Presupuesto 2019 se va a consensuar en el marco del citado acuerdo, Hacienda y Jefatura ya estudian por dónde achicar el gasto del Estado.

En algunas áreas del Ministerio de Defensa hace meses que advierten sobre recortes, como una quita de recursos para los liceos militares o en los recursos para hospedajes del Servicio Militar Optativo. Ayer se conoció una denuncia sobre una supuesta directiva de la cúpula del Hospital Militar, del barrio porteño de Belgrano, para desviar recursos genuinos que recauda el establecimiento, lo que provocaría su desfinanciación. “Si esto avanza, en 3 meses el hospital no puede seguir dando prestaciones y cierra”, dijo una fuente. Lo cierto es que en círculos militares temen que el año próximo se reduzca aún más el presupuesto del área y se cancelen las compras de armamento y aviones proyectadas.

En 2017 la Fuerza Aérea recibió los primeros 4 de 24 aviones Beechcraft T-6 que había adquirido a los Estados Unidos; en el plan proyectado en 2016, también había pedidos de armamento a Francia e Israel.

Lo que sí se confirmó en las últimas semanas es que se canceló la compra del nuevo avión presidencial, cuyo último oferente había pedido unos 40 millones de dólares, para reemplazar al subastado Tango 01.

Ante versiones sobre un supuesto plan oficial para “achicar el PAMI”, ayer voceros gubernamentales negaron tal especie, pero deslizaron que hay un borrador de la Superintendencia de Servicios de Salud -el órgano dedicado a auditar a las prestadoras de salud sindicales- que estudia quitar la prohibición de las obras sociales para dar coberturas a personas en edad de jubilación. Es que, de concretarse esta medida, la histórica obra social de los jubilados podría reducir su déficit al mermar la cantidad de afiliados en caso que las obras sociales gremiales pudieran absorber afiliados mayores de 65 años.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados