El controvertido economista respondió el cuestionario de Luis Novaresio y no dejó "títere con cabeza": habló de un Obama "de izquierda", de un Sturzenegger "salvador de la economía" y hasta contó su experiencia en el sexo tántrico.

Este miércoles, el periodista Luis Novaresio recibió en su ciclo de A24 LNE al polémico economista Javier Milei, convertido en una suerte de personaje televisivo gracias a sus numerosas apariciones en TV; pero por sobre todo por su controvertido maltrato hacia una periodista jujeña durante una conferencia.

Al respecto de ese incidente, Milei se manifestó en contra de la condena que recibió por parte de los medios de comunicación, aduciendo que “eso que se vio en la TV fue un minuto y medio de una conferencia de dos horas”. “A mí me podés decir cualquier cosa menos “totalitario”, y nadie vio cuando la mujer me dijo “totalitario”. O sea, ella me insultó primero. Yo después de leer cuatro veces y ser toreado, y ser acusado de totalitario…”

Pero además, Milei logró que Novaresio extendiera su emisión unos cuantos minutos con declaraciones que rozaron lo desopilante por momentos y lo polémico por otros, como los pasajes en los que calificó al Papa Francisco de “comunista”, alabó la polémica del ex presidente del Banco Central Federico Sturzenegger, y calificó al kirchnerismo como “lo peor que le pasó a la Argentina” y al Estado como “el enemigo”.

“A mí cuando me dicen ´el Estado presente´, me suena como si hubiera un pedófilo dentro de un jardín de infantes. Yo soy partidario de minimizar el Estado, llevarlo a su mínima expresión. (…) Lo que sucede es que hoy tengo una limitación tecnológica, y por ende no lo puedo achicar más que a seguridad y Justicia pero ya hay proyectos y robots que pueden ayudar con eso”, dijo Milei, que reconoció que el sexo tiene que ver con la Economía y se definió como “liberal libertarios, anarquista y estático” aunque aseguró que a futuro será ´minarquista´ cuando se hayan liberado las restricciones tecnológicas.

LEA MÁS:

Además, Milei se manifestó en contra del pago de impuestos. “Todas las intervenciones del Estado son violentas. Cuando se inicia la Revolución Rusa, vos tenías que acatar el régimen del Estado o te mataban, y eso era la violencia autística. Después tenés la violencia binaria que es cuando el Estado te cobra impuestos. Es un robo. Suponéte que viene tu vecino y te dice ´Luis, me tenés que dar la mitad de tus ingresos´. ¿Qué le decís? Ahora suponéte que viene al otro día y dice ´Luis, ¿me dás la mitad de tus ingresos?´ y vos le preguntás por qué y él te muestra un papel que dice que tenés que hacerlo. Y entonces le preguntás quién firmó ese papel y él te dice ´yo´. De vuelta le decís que no, pero al otro día vuelve con un patotero gigante y de vuelta te dice ´Luis… ¿me das la mitad de tus ingresos?´ y a vos no te queda otra y se lo das. Pero no es sólo eso sino que el ladrón vulgar es éticamente superior al político porque te mira de frente, te encara, corre el riesgo. En cambio, el político se ampara en el aparato represivo del Estado, en el monopolio de la violencia; y hay algo peor: el ladrón vulgar es aleatorio pero el político es un ladrón estacionario”, explicó.

Hacé la cuenta de cuánto te robaron los ladrones comunes a lo largo del año y de lo que te robó el Estado. El Estado te está matando a impuesto todo el año y… ¿qué te dice que te da? ¿Seguridad? El país es un baño de sangre. Te dice que te da educación y estamos séptimos en las pruebas Pisa (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) en América Latina después de ser el primer país que eliminó el analfabetismo. ¿Salud? 75 por ciento (de la población) en emergencia sanitaria. ¿Las rutas? Ni Superman se le anima… ¿dónde va nuestra plata. Eso sí, tenemos políticos ricos”, dijo Milei antes de definir a la “violencia triangular” y ejemplificar con el recordado “cepo” al dólar que impuso el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. “No hay nada peor que el que cobra impuestos. Es el brazo armado del mal. El Estado es el mal”, culminó, impávido.

Pero la definición culmine de Milei llegó cuando analizaba en vivo el libro “Dios, Anarquía y el Papa Francisco” del español Jesús Huerta del Soto y Novaresio le preguntó qué opinaba del sumo pontífice. “Me parece un personaje de lo peor y de lo más nefasto. Yo lo considero así. Yo creo en Dios pero no me siento identificado con la institución Iglesia porque no creo que contribuya a mejorar la espiritualidad de los seres humanos. Y en el caso del Papa Francisco, me parece que es la máxima expresión de la tarea opuesta porque él como jesuita promueve el Comunismo que en la práctica fue un fracaso en lo económico, en los social y lo cultura; y además siempre se aplicó por la violencia y se cargó 150 millones de vidas humanas. Fijáte lo contento que está cuando va a Cuba, a Venezuela y se abraza con los dictadores sanguinarios; y después se fue a Estados Unidos y se le hace el cocorito a alguien de izquierda como (Barack) Obama”, dijo sin reparos Milei, que definió al Papa como “pro comunista” y como “el representante del Maligno en la Tierra, ubicado en la Casa de Dios”.

Asimismo, el economista definió a la situación actual de la Argentina como “más delicada de lo que parece” y justificó en la poca demanda de pesos la monumental subida del dólar y la posterior devaluación. En ese ámbito, calificó de “muy buena” la tarea del ex presidente del Banco Central, Federico Sturzanegger, en la colocación de Lebacs. “Sturzenegger fue el único que levantó un cepo sin generar una hiperinflación. Si Sturzenegger no hacía eso, la inflación se le iba al 500 por ciento a Macri”, aseveró. “La gente no quiere los pesos. Estacionalmente, la demanda de pesos sube en dos momentos: cuando se pagan los aguinaldos. En ese momento, al aumentar la demanda del peso, debería bajar el precio del dólar. Hace poco se pagaron los aguinaldos y sin embargo, el dólar sube. La gente, en lugar de usar su aguinaldo para consumir, se va a comprar dólares. Se derrumbó la demanda de dinero y eso es macabro”, explicó el teórico, que aseguró que hay un alto riesgo de un “Rodrigazo”, en referencia al ministro de Economía de (María Estela Martínez de Perón) Celestino Rodrigo que provocó una devaluación y una corrida bancaria en 1975 que se recuerda como una de las grandes crisis del país.

En otro de sus polémicos tramos, Milei aseveró que se debería eliminar el Banco Central, y dio como ejemplo a la isla de Hong Kong que durante la época en la que estaba separada de la China comunista encargaba al banco HSBC la impresión de billetes. Además el entrevistado calificó al actual presidente de entidad monetaria como un “osado trader (cambista)”, y a Cambiemos de “kirchnerismo con buenas formas”. “Las barbaridades que dijo Carrió por estos días son iguales a las de (Agustín) Rossi. Tiene un desconocimiento y un desprecio por la economía furioso. En el fondo lo que está diciendo es “redistribuyamos el ingreso”. ¿Por qué no hacen caridad los políticos bajándose los beneficios?”, desafió.

LEA MÁS:

“La persona que no deja propina, la puede gastar en otro lugar y genera puestos de trabajo. O supongamos que es un jodido y ahorra, y eso tiene contrapartida la inversión que genera empleo por el otro lado; y eso es la falacia de lo que no se ve. Y lo escuchas a Rossi y es keynesianismo Ford T”, dijo Milei.

“¿Te importa que te digan que estás loco?”, lo inquirió Novaresio.

“Dicen que los únicos que dicen la verdad son los chicos y los locos. Por eso, a los chicos los educan y a los locos los encierran. En mi caso, como no lo pueden probar, y los resultados me dan la razón, me tratan de estigmatizar. ¡Me importa un rábano!”, aseguró el economista, antes de asegurar que “la vida está para divertirse”.

La vida es algo maravilloso. En mi caso, la vida se compone de una sucesión de excelentes momentos. Mi protector de pantalla dice “ANTF” (la alegría no tiene fin). Todos los días son buenos”, dijo.

“¿Cómo podés hablar de la economía y del sexo tántrico?”, le preguntó Novaresio.

“¿No puedo tener sexo? ¿No puedo elegir tener sexo de excelente calidad? Yo resolví mi problema con la alegría matemáticamente. Suponete que me voy a morir mañana (como el capítulo de Los Simpson en el que Homero se envenena con el pez globo). Yo tengo en claro qué cosas haría si tuviera sólo 24 horas de vida: me abrazaría a Conan (su mascota), leería un poco de Economía, escribiría un poco. Si tengo un rato, haría un rato de “naughty naud” (tener relaciones con alguien que valga la pena) y me volvería a abrazar a Conan. Con el tiempo me he vuelto más exigente”, dijo Milei que aseguró que no tiene problema en pagar por sexo. “El que va quiere, y el que vende, quiere. Si vos lo prohibís, el que quiere se queda con ganar, y el que vende tiene que hacer otra cosa”, dijo Milei y negó la acusación de Novaresio de “cosificar a la mujer”. “¿No puede haber una mujer que pague por sexo? ¿Cuál es el problema? ¿Por qué la simetría?”, retrucó.

“Llega un momento en el que evolucionás. Hay tres tipos de sexo tántrico: blanco, negro y rojo. El blanco tiene que ver con cuestiones espirituales, el negro con cuestiones terrenales, es más física. Yo trabajé sobre estas últimas durante varios años. Hay tres tipos de sexo: el fisiológico, el deportivo (sin amor), y hacer el amor. Esto último es combinar lo blanco con lo negro, en armonía”, explicó, Milei y definió al sexo tántrico rojo como “oprimir y dominar al otro” y reconoció que Adolf Hitler lo practicaba.

“¿Levantás más por venir a la TV?”, le preguntó el conductor.

“Se me incrementó la oferta de una manera muy sustancial, y el tema es que, como tengo menos tiempo, el “ratio” de concreción cayó. Y yo podría decir que aún cuando aumentó la oferta, el “ratio” cayó que aún cuando tuviera lo mismo, hice una mejora de calidad. Pero además, cayó en valor absoluto porque tengo tanto menos tiempo y tanto estrés que a veces lo único que quiero hacer es irme a casa y abrazarme con Conan”, dijo en un cierre desopilante.

Finalmente, Milei se vio en la disyuntiva de tener que ir a cenar con Cristina Kirchner y Macri. Y optó por ir solo. “Cristina me parece nefasta. El kirchnerismo fue lo peor que le pasó a la Argentina. Lo peor. Con un socio hicimos un indicador llamado “termómetro de riqueza” y descubrimos que en ningún momento de la historia argentina se destruyó tanta riqueza. El indicador dice que cada vez que vos destruís 40 puntos, el país vive una bruta crisis. El kirchnerismo destruyó 160. Esto no explotó porque entre el ajuste que hizo Duhalde y los mejores términos de intercambio de la historia, con tasas de interés tremendamente bajas, evitó la explosión”, dijo.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados