Antes que terceras en discordia, fueron los tríos los que marcaron el final de la pareja. La actriz dijo que concedió en dos ocasiones el pedido de sumar a alguien más a la cama que le hacía el joven galán. De ahí en más, todo fue diferente y entonces sí aparecieron las infidelidades

El próximo martes estará disponible en los Estados Unidos, después se estima que llegará a varios países del mundo, la autobiografía de la actriz Demi Moore. Sin embargo ya en la previa generó polémica y promete ser realmente reveladora. Es que según adelantó la protagonista de éxitos como Ghost y Propuesta Indecente, su matrimonio con el actor Ashton Kutcher, que comenzó como idílico, parece ser que no fue tal y para ella terminó siendo un "error".

Juntos formaron una de las parejas más comentadas de Hollywood, no solo por los quince años de diferencia que los separaban, sino por el afecto público que se expresaban. Tras conocerse en 2003, se casaron dos años más tarde y a continuación intentaron ser padres. Sin embargo, cuando la actriz logró quedar embarazada, perdió el bebé, y comenzaron los problemas.

Según cuenta Moore en su libro, Kutcher, por entonces veinteañero, disfrutaba de las salidas y de probar cosas nuevas. Con intención de contentarlo, la actriz habría accedido a hacer cosas de las que hoy dice arrepentirse, sobre todo en lo referente a ciertas peticiones sexuales.

"Así accedí a hacer un trío en dos ocasiones, lo que lejos de ser positivo para la pareja fue el inicio del fin de la relación. Fue un error y fue la excusa perfecta que utilizó Kutcher para mantener relaciones sexuales con otras mujeres", cuenta la actriz en el libro.

Demi, quien también fue pareja de Bruce Willis, contó que, tiempo después, se enteró a través de la portada de la revista Star en 2010 que su marido había tenido una relación con Brittney Jones. Se habrían conocido durante un cumpleaños de Rumer, la hija de Moore.

Según cuenta Moore, Kutcher tuvo otro affaire con Sara Leal, de lo que se enteró a través de una alerta de Google. Y Ashton se habría justificado alegando que, debido a que habían hecho tríos con otras personas ajenas a su relación, se sentía en libertad de hacerlo. La crisis continuó y el matrimonio se separó en 2011 y se divorció dos años después. Los años siguientes de la actriz estuvieron plagados de fiestas y relaciones esporádicas con hombres más jóvenes.

Uno de ellos fue el italiano Piero Riguetto, exconcursante de la novena edición española de Gran Hermano. Moore también aborda en su biografía lo que vivió en sus turbulentos años 80, cuando se internó en rehabilitación para tratar su adicción a las drogas y al alcohol. También confiesa que abusó del Vicodin, el analgésico al que se volvió adicta. "Parte de mi vida fue, claramente, desmoronarme. Ahora estoy sobria y feliz", confesó.

ADEMÁS:

Aaron Carter reveló que fue violado por su hermana cuando tenía 10 años

Los 85 de Sofía Loren, una belleza de todos los tiempos

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados