La diva jugó el juego que mejor juega y que más le gusta: el de entretener con su big show. Un formato interesante con niños, entrevistas con buenos personajes, un sketch divertido con mucha producción y figuras y la promesa de seguir sorprendiendo en futuras emisiones con atractivos que se guardó bajo la manga. El rating acompañó y Susana lo celebró.

El regreso de Susana Giménez no fue más de lo mismo en una fórmula ya probada. Este año la renovación es la gran novedad. Impactó y mucho la nueva escenografía, propia de un big show con pantallas led de última generación, cuyos colores resulta imposible no mirar. No faltó el glamour de siempre, la simpatía y la frescura. Pero este año la novedad llegó, también, de la mano del nuevo segmento Pequeños Gigantes, un reality de baile y canto en el que concursan chicos entre 8 y 12 años.

La diva no tiró toda la carne al asador y se guardó números fuertes, como el debut en televisión del humorista Roberto Moldavsky, quien desde hace tres años protagoniza obras que figuran en la preferencia del público en la cartelera de Buenos Aires (ahora hace Moldavsky, El Candidato).

Ayer en notas periodísticas habló Federico Levrino, productor de la diva de los teléfonos, y adelantó que el humorista debutará el domingo próximo con un sketch ambientado en un negocio del barrio del Once. Su primer cliente será Nico Vázquez. Moldavsky es un humorista de estirpe judía, que conoce todos los secretos del judío comerciante y en su sketch para la diva se meterá a fondo en ese mundo textil típico del Once.

Si la nota a solas con Luisana Lopilato fue liviana, amena y fresca, todo lo contrario ocurrirá el próximo domingo, donde Susana abrirá una parte de su vida íntima porque su productor adelantó que en el ciclo habrá un especial de Monzón en consonancia de la miniserie del ídolo del boxeo que emite el canal de cable Space con una audiencia muy alta, los lunes a las 22 horas.

A juzgar por el programa debut de la temporada 2019 Susana "está más (Gustavo) Yankelevich que nunca", su productor en Telefé en la década del 90, sus mejores años en la TV. La conductora apeló a los grandes éxitos de teatrales de Yankelevich y para su sketch de apertura de Susana Candidata 2019 contó con una de las parejas de la obra La Verdad (Jorgelina Aruzzi y Juan Minujín), con Lizzy Tagliani que acaba de debutar con el unipersonal Lizzy, Una Chica Diferente y Moldavsky, con su show "El Candidato".

Después de su primer programa, Susana con razón tenía mucho para festejar. Sorprendió con el musical al cantar un tango. Susana salió feliz de la noche del debut y lo festejó, como un ritual, en un conocido restaurante de San Isidro en compañía de su hija Mercedes Sarrabayrouse y su pareja Joe Miranda, su nieta Lucía Celasco, sus hermanos Patricio, Carolina y Federico,

En el restaurante también la esperaban sus nietos Lucía y Manuel. La diva juró que en un año el electoral no llevará a nigún político al piso, pese a su apertura con el ícono de una campaña política con Susana 2019.

Si hay algo que la diva no quiere es ni siquiera asomarse al mundo político. La prueba fue su programa debut con un rating espectacular. Entretener, es el juego que mejor juega y que más le gusta.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados