Durante el allanamiento del departamento de Martín Cirio, se secuestraron 2 computadoras, 3 teléfonos celulares y 89 unidades de almacenamiento.

La Justicia allanó el domicilio del influencer Martín Cirio, quien fuera denunciado por apología de la pedofilia, y en el procedimiento habría secuestrado 2 computadoras, 3 teléfonos celulares y 89 unidades de almacenamiento o "pendrivers", de acuerdo con lo informado este miércoles por el abogado Alejandro Sarubbi Benítez.

El letrado, que defiende a una victima de abuso infantil cuya identidad se mantiene en reserva, informó a través de sus redes sociales cómo continúa la denuncia penal contra Cirio, más conocido como “La Faraona”, quien ha sido imputado por apología del delito e instigación a cometer delitos.

Sarubbi Benítez indicó que ya ha sido levantado el secreto de sumario de la causa y se realizó el primer allanamiento a la propiedad del influencer.

La acusación contra Cirio se fundamenta en una serie de tuits que publicó en 2011, cuando todavía no había adquirido popularidad ni trascendencia mediática. En dichos mensajes, el humorista hacía chistes sobre pedofilia e incluía fotografías de menores de edad.

Tras el escándalo que desató la denuncia, “La Faraona” se llamó a silencio durante varias semanas y regresó el 13 de noviembre a las redes sociales con un video en el que asumió sus errores. Con un perfil más bajo a lo que acostumbraba a exhibir, el humorista reconoció se estuvo “analizando un montón” para replantearse cosas de su sentido del humor.

Embed

“No quería hacer como que nada pasó o redoblar la apuesta o salir con el típico discurso de 'todos me envidian'”, afirmó Cirio, quien cuenta con más de 700 mil suscriptores en YouTube y más de un millón de seguidores en Instagram.

Y reconoció: “Pasó algo que fue gravísimo que lo generé yo. Necesitaba tomarme este tiempo para apagar todo el ruido externo y meterme para adentro, pensar qué es lo que genera el humor. Hay un montón de cosas que yo nunca analicé. Cuando hice ese video de descargo de Youtube lo hice en el ojo de la tormenta donde no pude procesar nada, lo único que venían eran bombas y quería salir a aclarar que yo no soy esto”.

A propósito de las publicaciones que desataron la investigación en su contra, Cirio brindó sus disculpas y lamentó no poder hacer más que eso. “Lo que escribí en esos tuits es nefasto, no importa si se escribió hoy o en 2010. Lo que dije fue horrible porque hay un montón de gente a la que se le caga la vida por este tema. Si lo que hacés es cruel no importa que las intenciones sean buenas. Esos chistes eran una mierda y hoy reflotado lastima a un montón de gente y les pido mil perdones”, afirmó.

Pese a este mea culpa, el influencer quiso destacar que esas viejas bromas no lo convierten en un pedófilo. "Esos tuits me convierten en un idiota que hizo chistes con algo que no se jode, no me convierten en un pedófilo. Los que me conocen saben que yo voy para el otro lado, a mí me gusta la gente grande. Ni siquiera podría salir con un pibe de 25. No me calienta, no está ahí nada sexual mío", continuó.

Por su parte, S

Embed

Sarubbi Benítez, informó que la denuncia que pesa contra Cirio está a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 60, Fiscalía N° 29. Además, pidió que “si alguien fue víctima de este personaje, les ruego que me contacten". "Yo patrocino a una persona que fue víctima de abuso infantil, bastante afectada por estas cosas que salieron a la luz, sobre todo porque muchas veces estos delitos quedan impunes", cerró.

ADEMÁS:

Declaran imputable al agresor de las bailarinas y lo envían a la cárcel de Ezeiza

Investigan posible "crimen de odio" tras hallar a joven gay muerto

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados