Además de haber dado detalles de cómo avanza esa situación junto a su abogada, que fue invitada al programa, la diva recibió un insólito "mangueo" por parte de Santiago del Moro para complacer a su hija.

Como querellante me retiraría de la causa por miedo”, dijo Mirtha Legrand, quien volvió con sus clásicos almuerzos y ayer al mediodía habló del robo de sus joyas. La diva invitó a su abogada, Mariana Gallego, quien reveló detalles del juicio por el millonario robo a la conductora.

Gallego, su abogada en el juicio por el millonario robo de dinero y joyas, aprovechó para dar detalles sobre el estado de situación de dicho juicio que tiene como fiscal a Dafne Palopoli.

Es sorprendente lo que ocurrió, llegó un sobre anónimo a la fiscalía, en el que se referían a dos personas en concreto como artífices del robo y se confirmaba la participación de Lina Díaz, como abogada te puedo decir que cuando uno es inocente, grita la verdad”, explicó Gallego, en clara referencia a cómo los imputados se han negado a declarar en un marco jurídico, pero sí lo han hecho frente a las cámaras de televisión.

LEA MÁS:

Yo la quería muchísimo a Lina y confiaba en ella”, agregó Legrand, quien reveló que quien fuera su empleada siempre fue “una persona buenísima” con ella. Asimismo, Mirtha expresó que ocasionalmente siente miedo de una venganza como consecuencia del juicio. “Hay una verdad material que no está mal buscar hasta lo último” le respondió Gallego, pero la conductora, desde que se enteró de que dos de los artífices del robo fueron asesinados, se muestra temerosa por su futuro: “Nunca me imaginé este giro tan sangriento”.

Ante la pregunta de Santiago Del Moro sobre si renunciaría a su rol de querellante en la causa, Mirtha reveló: “Sí, me retiraría por miedo” y agregó: “Yo no pretendo dinero, sólo quiero que se haga justicia”.

Posteriormente, Del Moro contó en el programa que una de sus hijas está loca por un anillo que tiene la diva, que la tiene “descerebrada”. El conductor de Intratables volvió a contar que sus dos hijas son fanáticas de la diva.

“Las dos son admiradoras. Hay una que está fanatizada porque mi hermana le contó que vos tenés un anillo que adentro es reloj. Descerebrada la tiene”, aseguró el conductor sobre Amanda, de 3 años y Catalina, de seis. Siempre generosa, Mirtha no dudó en pensar y entre risas contestó: “Se lo voy a mandar de regalo entonces”. “¿En serio?”, repreguntó Del Moro. Y la conductora ratificó su propuesta.

Aparecen en esta nota: