Feliz de volver a Telefé, canal al que no regresaba desde Casi Angeles, será el protagonista este viernes de un capítulo intenso "del que nadie se va a poder despegar de la silla", promete el actor, que ahora también produce.

Con Rizhoma Hotel, la flamante miniserie de media hora que Telefé acaba de estrenar, Nicolás Vázquez regresa a la ficción envuelto en un personaje de fuerte contenido sexual con características que como nunca antes, tuvo que poner en juego. Ejemplo de resiliencia, decidido a jugarse por todo aquello que lo estimula y a crecer en ello, retoma nuevamente su vínculo con la televisión, luego de un paréntesis y de probarse en la conducción de programas de entretenimientos.

“Estoy muy contento de volver a estar en Telefé, una pantalla que amo. En Telefé lo último que hice fue Casi Angeles. En 2008 tirando a 2009. Hacía muchos años que no estaba en la pantalla de Telefé, venía laburando en Pol-ka y en Canal 13 y reencontrarme con un montón de gente de todas las áreas, fue genial. Es un canal que yo amo, tengo los mejores recuerdos y gracias a la gente de Kuarzo que fueron los que me llamaron para hacer este ciclo que es maravilloso, estoy de vuelta”, remarca de entrada Nico luego de varios años en otra pantalla.

“Con Martín (Kweller, director general de la productora Kuarzo Entertainment Argentina) estábamos hablando hace mucho para hacer cosas y con Darío (Turovelzky, director de Contenidos de Telefé) también. Quería volver a estar en este canal, pero lo que más me llamó la atención en este caso es el producto. Yo estoy a un costado. Rizhoma Hotel es lo más fuerte que tiene. Creo que es una ficción totalmente distinta a la que está acostumbrada a ver la gente de Telefé. Empieza y termina, con lo cual está buenísimo. Son capítulos cortos que terminan en el momento. Le diría a la gente que vaya al baño y se prepare los pochoclos porque no se va a poder levantar de la mesa en todo el capítulo”, señala Vázquez del unitario en coproducción entre Telefé, Kuarzo Entertainment Argentina y Cablevisión, que reúne a un elenco de primeras figuras tan multitudinario como extenso: Jorge Marrale, María Leal, Martina Guzmán, Luis Machín, Virginia Innocenti, Sofía Gala, Ludovico Di Santo, Antonio Birabent, Gimena Accardi, Violeta Urtizberea, Benjamín Rojas, Eugenia Tobal, Diego Ramos, Florencia Raggi, María Fernanda Callejón, Felipe Colombo, Benjamín Alfonso, Sergio Maravilla Martínez, Andrea Frigerio, Juan Gil Navarro, Fabián Mazzei, Nicolás Pauls, Osvaldo Santoro, Michel Noher, Jorge D’Elía, Esteban Pérez, María Marull, Paula Marull, Carla Quevedo, Mónica Cabrera y Adrián Navarro, entre tantos.

El retorno de este actor a la esfera televisiva y en lo particular encarando escenas de alto voltaje erótico junto a Brenda Gandini, se verá en el capítulo del próximo viernes a las 23. Sin querer revelar detalles de la trama se presenta como de tenor sadomasoquista, este intérprete, da cuenta del propio desafío.

“Para mí tener que interpretar un personaje tan distinto al que hago siempre fue un placer y un privilegio. Me tocó con Brenda Gandini que es amiga. Nunca habíamos trabajado juntos y en este capítulo nos dimos ese gusto. No puedo contar bien cuando pega la vuelta porque si no revelaría el capítulo”, asume el hombre que durante dos temporadas condujo los destinos del envío de juegos Como Anillo al Dedo junto a su mujer Gimena Accardi, quien también intervino en el primer episodio de esta ficción junto a Benjamín Rojas retratando a los pasajeros del hotel donde ocurre una violación.

Mientras, entre un sinfín de mohines de complicidad, brinda pistas de la historia que se devela esta semana en Rizhoma Hotel. “El es un tipo aparentemente familiero que rehízo su familia en Brasil. Es argentino, pero hace mucho tiempo que no viene a Argentina”, relata Nico sobre su personaje. “Viene por trabajo, está en un lugar de tango donde van los turistas, se encuentra con ella y le dice que está parando en un hotel. Entonces viene un: ‘Vení, pasá. Tomemos una copa’. Eso hace que hablen del pasado, de que nunca la olvidó pero que ahora tiene una familia. Ella dice: ‘Yo tampoco nunca te olvidé, quiero estar con vos’. El dice que no, que tiene familia, que ‘ahora soy otro, cambié’. Y a partir de ahí lo va a conocer a este tipo que realmente cambió. Hay que verlo. Tengo escenas muy hot y de algo que tuve que investigar porque estoy lejos de practicarlo. Es una cosa muy muy distinta en lo sexual. Practico sexo y me encanta, pero no este tipo de práctica que hace este personaje. Para mí como actor fue alucinante poder hacerlo y que apareciera, por momentos, esa parte cínica que tiene el personaje y este juego de deseo que hace con ella, está buenísimo. Hay que descubrirlo”, describe de lo que se verá en la pantalla de Telefé este viernes a las 23 y al día siguiente, en Cablevisión Flow y Canal 1 HD.

Durante las crudas escenas de cama Nicolás Vázquez dice no haber sentido pudor ni especialmente inhibición. “No sé si me ayudó los dos años y medio de estar en calzoncillos todo el tiempo en El Otro Lado de la Cama, pero yo estaba como en mi casa”, se ríe. “Los técnicos me ofrecían a cada rato una toalla para que me tape y yo estaba muy cómodo. Creo que me ayudó tener con Brenda una amistad. No habíamos trabajado juntos y parece que hubiéramos hecho 10 series juntos”, asegura el chico que vuelve a la ficción televisiva tras la trágica pérdida de su hermano Santiago en diciembre de 2016.

“Tenía ganas de hacer algo así y el desafío más que nada. No sé si, por ahí, quería hacer algo largo. Algo corto pero efectivo, distinto.

“Con Gime disfrutamos mucho trabajar juntos”

Suelen compartir labores. Pero en Rizhoma eligieron aparecer separados. Nico Vázquez y Gimena Accardi conforman un matrimonio al que pareciera resultarle cómodo relacionarse no sólo en la convivencia diaria sino también en el trabajo conjunto. Desde Casi Angeles, donde se conocieron, pasando por el musical El Otro Lado de la Cama a la conducción de entretenimientos en Como Anillo al Dedo, se prueban juntos en el arte que eligieron.

“Nos llaman mucho. Aquí en Rizhoma nos habían llamado para hacer el capítulo juntos, pero elegimos nosotros decir que no. Antes de trabajar juntos nos habían llamado también. Nos gusta mucho trabajar juntos porque nos potenciamos como actores, pero elegimos bien qué y qué no para no fatigarnos”, afirma de la actividad en la que se mueven de manera orgánica y natural. “Hoy por ejemplo dijimos: ‘Vos por un lado y yo por el otro’. Porque ella tiene su primer capítulo y para mí es muy importante que lo pueda compartir con su compañero y que la noticia no sea ‘aquí llegó el matrimonio’”, sostiene, advirtiendo que, a veces, es saludable separar los tantos. “Pero disfrutamos mucho y tenemos la suerte de que nos llaman porque funcionamos. Así que mientras podemos hacerlo lo vamos a hacer durante muchos años”.

-¿Cómo estás llevando la vida hoy luego del dolor (tras la muerte de su hermano Santiago Vázquez)?
-Acá estamos, siguiendo. Es un día a día, poniéndole todo. Saliendo adelante. Muy fuerte con mis amigos y con mi familia que es lo más importante. Y hoy dándole un abrazo a la gente que es respetuosa y nos cuida y diciendo ‘gracias y gracias’”.

Se tiene fe

“Yo me veo como productor”, admite Vázquez tratando de ampliar su horizonte profesional. “Esta vez me tocó ser director artístico y encargarme de la escenografía, de dirigir, de hacer la adaptación”, indica en referencia la pieza El otro lado de la cama que fue éxito de taquilla durante más de dos temporadas.

“Me fue muy bien como actor, pero comercialmente no era mi obra. La parte empresarial era del señor Javier Faroni”, dice de la apuesta que representó junto a Benjamín Rojas, Gimena Accardi, Sofía Pachano, Sofía González Gil y Francisco Ruiz Barlett. Hoy en la superproducción del canal Fox mediante El Host, toma las riendas de una manera más integral.

“En este caso, ahora estoy asociado con la gente de Preludio, con Nacho Laviaguerre y Suar. Me siento más cómodo de poder ser yo la cabeza creativa junto con Adrián y que ellos, que son una productora más acostumbrados a hacer negocios, me ayuden a poder equilibrar y poder hacer la obra que vamos a hacer con Benjamín Rojas en enero. Estoy preparando la obra Una semana nada más, una comedia francesa de Clement Michel que ya estoy adaptando y que va a dirigir Marino De María, que es un director tremendo. Así que dándome ese gusto”, cuenta Nico de la pieza de origen francés que estrenará en el Teatro Nacional de la cual compró los derechos.

“Yo cuando pienso en los productos pienso en eso. En los proyectos que me salen, en poder hacerlos con amigos, en poder darle al público lo que yo creo que le gusta que es la comedia explosiva y que es la que tanto amo yo”, cerró.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados