Aunque la Selección Argentina ya no lucha por el título, los últimos partidos fortalecieron la imagen del entrenador. Repasamos algunos de sus logros

Asumió de una forma extraña y su permanencia como entrenador de la Selección Argentina siempre estuvo en tela de juicio. Pero a días de disputarse el partido por el tercer puesto en la Copa América, Lionel Scaloni atraviesa su momento de mayor aceptación.

El periodismo aún cuestiona su falta de experiencia para ocupar el cargo, pero la última imagen que dejó su equipo está lejos de ser decepcionante. Apareció la intensidad, varios jugadores confirmaron que no le pesa la camiseta y los históricos asumieron su liderazgo en la cancha. Acá repasamos algunas de las virtudes que pueden hacer que siga al frente de la albiceleste más allá de diciembre:

1- Eligió la llave del gol: Aunque para el debut priorizó el momento del Kun Agüero en el Manchester City, Lautaro Martínez siempre fue su delantero de área. El "Toro" se ganó su lugar en el once a fuerza de goles e intensidad, dos virtudes que el entrenador siempre destacó. Desde hace rato se pedía un centrodelantero que rindiera en la selección como en su equipo, y Scaloni lo encontró.

2- Apostó y ganó: Varios jugadores que no habían entrado en consideración previamente (y la prensa ni siquiera valoró), se pusieron la camiseta y cumplieron con creces. Aunque no era su puesto natural, Leandro Paredes rindió como volante central de marca. Todavía queda mucho por mejorar, como su tendencia a barrer cuando la jugada pide esperar, pero tiene condiciones para solventar. Lo mismo corre para De Paul, el volante ex Racing, quien se animó a encarar y no paró de correr (casi siempre con sentido). Los dos se ganaron el puesto.

Un caso ilusionante es la aparición de Juan Marcos Foyth. Scaloni no solo confió en el joven central para partidos claves, sino que también lo utilizó como lateral. Y aunque quedó expuesto en varios contragolpes de la verdeamarela, el platense demostró técnica y temperamento para convertirse en una parte importante de la albiceleste en el corto plazo.

3- Fortaleció el vínculo: En dos oportunidades, Scaloni abrió el diálogo con el plantel. En esas charlas, los referentes tomaron la voz y el entrenador fue permeable a sus inquietudes. ¿El resultado? A diferencia de lo sucedido con Jorge Sampaoli en el Mundial de Rusia, el debate lo fortaleció ante sus dirigidos y no se percibió un "doble comando". Ellos le respondieron en la cancha con un despliegue admirable –nunca vimos correr tanto a Lionel Messi y al Kun-, y asomó una idea de juego. No es casual que el rendimiento general haya sido de menor a mayor.

4- Sostuvo un funcionamiento: Incluso en esos encuentros donde Argentina tuvo un juego decepcionante, aparecieron pequeñas sociedades. El entrenador supo potenciarlas y el tridente que conformó en ataque se volvió indiscutible. De a poco, el once empezó a confeccionarse con menos dudas y, después de mucho tiempo, vimos a los mismos salir a la cancha ante Venezuela y Brasil. De cara a las eliminatorias es necesario perfeccionar el engranaje defensivo y la incursión de los laterales a campo contrario, pero se percibe cierta base en la articulación del equipo.

5- Aisló al grupo: Como suele suceder en cada competencia por un título, los escándalos mediáticos y las críticas lapidarias florecieron ante cada desempeño frustrante de la selección. Pese a ser "pinchado" en las conferencias de prensa, el entrenador nunca entró en el juego, mantuvo el temple y evitó alimentar todo tipo de rumores -sobre todo aquellos que fogonearon sus diferencias con el Kun-.

Por otra parte, aunque se filtró su malestar y el de sus dirigidos ante varias frases desafortunadas de César Luis Menotti, Scaloni hizo todo lo posible para mantenerse enfocado en el objetivo e hizo oídos sordos. Siempre priorizó la estabilidad del grupo.

ADEMÁS:

Robben, el holandés que le provocó un desgarro a Mascherano, anunció su retiro

La estafa organizada del VAR

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados