Los clubes de primera intentan, desde antes de la creación de su espacio, un sistema de reparto de dinero distinto al vigente: las posiciones finales del torneo anterior determinarán la distribución de una porción.

La asignación de dinero para cada club de Primera es una discusión aún más larga que el origen de la Superliga. De hecho, su conformación estuvo basada en la necesidad de obtener más recursos que los que la AFAbrindaba y establecer otro tipo de parámetros para el reparto. Tan arduas son las negociaciones, que todavía rigen las escalas heredadas de Viamonte.

El esquema aceptado separa en tres porciones el total a repartir: la mitad en partes iguales y el resto en dos cuartos. Es decir que de los 4.200 millones de pesos anuales que FOX y Turner desembolsan quedan -en números redondos y tras descuentos varios- 2.000 millones que se reparte en partes iguales. Otros 1.000 millones según el mérito deportivo y otro tanto aún en discusión.

El mérito deportivo se ajusta a la ubicación final en la tabla de posiciones del torneo pasado, es decir que el actual tendrá incidencia en el reparto del próximo. Por eso, los mil millones se convertirán en una suerte unidades o acciones a las que cada club accederá de acuerdo a su posición final. Si ese monto se divide en -por ejemplo- 60 unidades, cada una tendrá un valor individual de unos 166 mil pesos.

LEA MÁS:

Los dos equipos recién ascendidos, recibirán cinco acciones al igual que quienes terminaron en las últimas colocaciones. Esas cinco acciones equivalen a unos 830 mil pesos, que se sumarán a los casi 77 millones que le corresponden por la mitad del cannon que se reparte igualitariamente.

El campeón, además de esos 77 millones de base, recibirá 11 acciones o unidades que equivalen a 1,8 millones-. Del segundo al cuarto, recibirán nueve (1,5 millones), y así estableciendo unidades para las posiciones finales y repartir el total destinado con esta mecánica.

Sin embargo, resta otro 25 por ciento y todavía no tiene resolución. Es que los clubes grandes apuestan a un coeficiente relacionado a la audiencia y los encargados de las mediciones en la argentina testean casos solo en capital federal y el primer cordón del conurbano y quedan afuera las bocas digitales y satelitales. Es decir que sobre un universo básicamente porteño, los cinco grandes se llevarían la porción más grande del último cuarto en discordia.

Por eso, los clubes del interior exigen que la última porción tenga que ver con la masa societaria, ya que cuentan con una masa tan importante como los grandes capitalinos. Sobre esa misma idea estudian la relación socios/capacidad; e incluso el aforo completo en los estadios, independientemente de la cantidad de asociados.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados