El mundo Boca -los jugadores, el cuerpo técnico, la dirigencia, los hinchas- inevitablemente pensará en otra vuelta olímpica que cierre el círculo y que responda a las exigencias surgidas de la propia historia futbolística del club. Sólo River y Racing lograron festejar por triplicado

La vida de los equipos grandes tiene ciertas particularidades, mandatos y desafíos. La inagotable ambición, que se renueva permanentemente, corre a la par del arrastre, del poderío y del peso de la camiseta, por eso aunque hoy Boca cree que es tiempo de saborear una nueva conquista, su voracidad hace que mire de reojo y a la distancia la posibilidad de alcanzar algo que nunca logró hasta el momento: tres títulos seguidos en campeonatos locales.

El primer paso hacia la meta del tricampeonato fue la consagración en la temporada 2016-2017. Ahora, también bajo la conducción de Guillermo Barros Schelotto, el Xeneize retuvo la corona, y cuando se ponga en marcha el próximo certamen, el mundo Boca -los jugadores, el cuerpo técnico, la dirigencia, los hinchas- inevitablemente pensará en otra vuelta olímpica que cierre el círculo y que responda a las exigencias surgidas de la propia historia futbolística del club.

LEA MÁS:

La última gran oportunidad de concretar un triplete en torneos locales se esfumó en aquella recordada final contra el Estudiantes del Cholo Simeone, que todavía genera el lamento del pueblo azul y oro. Con Alfio Basile como entrenador, Boca había obtenido el Apertura 2005, el Clausura 2006 y en el Apertura de ese año había empezado a la perfección, sumando triunfos consecutivos ante Banfield, Rosario Central, Independiente, San Lorenzo y Estudiantes. Pero la AFA tentó al Coco para volver a dirigir al seleccionado nacional y la dirigencia xeneize debió salir a buscarle reemplazante. El elegido fue Ricardo La Volpe, quien debutó con un magro empate sin goles frente a Godoy Cruz en la Bombonera, un rato después de que en las tribunas se celebrara la obtención de la Recopa sudamericana y se despidiera a Basile como lo merecía su exitosa gestión.

La Volpe trajo sus ideas y encendió algunas polémicas, pero Boca llegó a las últimas dos fechas con una ventaja de cuatro unidades -sobre Estudiantes- que parecía definitiva. Sin embargo, el líder primero perdió en Córdoba con Belgrano, luego no pudo conseguir de local el punto que le hacía falta (cayó ante Lanús) y, así, Estudiantes lo igualó en el primer puesto, lo cual llevó el desenlace de ese Apertura 2006 a un desempate entre ambos en el estadio de Vélez. La victoria (2 a 1) y el festejo final quedaron en poder del Pincha. A Boca se le frustró el tricampeonato que lo ilusionaba, pero el futuro cercano le dará la chance de buscar revancha.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados