Los hinchas que viajaron encubiertos a ver al Xeneize frente a Aldosivi no estaban autorizados a llevar indumentaria identificatoria. En la entrada del Minella, los uniformados les retuvieron las prendas azul y oro.

La extraña medida avalada por los organismos de seguridad de la Provincia de Buenos Aires de no autorizar el público visitante en Aldosivi - Boca, pero sí habilitar la masiva presencia de neutrales en una de las plateas del estadio José María Minella, tuvo sus primeras consecuencias en los accesos.

Los Xeneizes marplatenses y los que viajaron para ver el encuentro frente al Tiburón tenían prohibido llevar vestimenta que los identifique con el club, sin embargo algunos intentaron vulnerar esa restricción.

LEA MÁS:

Evidentemente confiados por la flexibilidad de las medidas preventivas, muchos fanáticos viajaron con camisetas, buzos y camperas azul y oro, pero se encontraron con un control firme que los obligó a dejar sus pertenencias en la entrada de la tribuna.

De esta manera, el operativo para un partido clave en la definición del campeonato y del descenso parece haber resultado un éxito. Si hay visitantes, que no se note.

Embed