Después del faltazo de los organizadores del certamen a nivel nacional a la reunión entre la dirigencia de ambos clubes y el Ministerio de Seguridad de Santa Fe, no hubo una resolución para la fecha de disputa.

ROSARIO.- Con el correr de las horas crece el rumor de que el clásico entre Newell’s y Central por los cuartos de final de Copa Argentina se jugaría en Buenos Aires y a puertas cerradas, en una muestra más de la desorganización que reina en el fútbol argentino, sumado a las chicanas políticas entre los gobiernos de turno que son de diferente tinte político, tanto a nivel nacional como provincial.

El lunes hubo una reunión en esta ciudad en la Sede de Gobernación entre la dirigencia de ambos clubes y el Ministerio de Seguridad de Santa Fe. Lo curioso es que pegaron el faltazo los organizadores del certamen a nivel nacional. En consecuencia, el cónclave fue infructuoso porque no hubo una resolución para la fecha de disputa por intereses mezquinos de cada entidad y ni que hablar del escenario, más allá de que la cancha de Colón parecía lo más conveniente por la cercanía para el traslado de las dos parcialidades.

Para sumar más leña al fuego, Superliga programó las próximas cuatro jornadas y en este mes no se jugaría porque la única fecha potable sería el próximo miércoles 17. Y parece poco probable armar toda la logística en menos de una semana debido a que el 24 de octubre Newell’s enfrentará en el cotejo postergado a Estudiantes y el lunes 29 recibirá a Argentinos Juniors por el torneo local.

ADEMÁS:

Colón le ganó por la mínima a Newell´s en Santa Fe

Paralelamente, una concejala de la ciudad de Santa Fe, Marcela Aeberhard, por el partido peronista, presentó en las últimas horas un proyecto para que no se dispute en la capital de la provincia el clásico rosarino “ante los grandes disturbios que estos encuentros de fútbol conllevan”, como así también “los hechos vandálicos que se cometen en las calles”, según manifiesta en parte el texto del pedido al intendente José Corral, que es radical y está alineado claramente con el gobierno nacional que conduce Mauricio Macri y enfrentado con el actual gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz.

En consecuencia, lo más factible sería jugarlo sin público y en otra provincia; aparentemente, en Buenos Aires y en cancha de Lanús. La responsabilidad es de todas las partes, pero especialmente de la organización del torneo que debió haber fijado la fecha, el estadio y la hora antes de conocerse la clasificación de Central para que no se generen tantas idas y vueltas.

Tiempo hubo y de sobra, porque Newell’s había conseguido la clasificación el sábado 8 de septiembre y Central recién jugó el pasado miércoles 3 de octubre. Pese a todo, en Copa Argentina querrían jugarlo a fin de mes. A esta altura cuesta creer que se trató de impericia o pura negligencia…

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados