Con el robo de matrícula e identidad como la situación más grave, pero también con doctores sin registro en el territorio en el que trabajan, aseguran que el ilícito aumenta y pone en riesgo la vida de las personas.

Desde diversas entidades médicas se alertó sobre el aumento de casos de ejercicio ilegal de la medicina. Sólo en la zona Norte del Conurbano se detectaron 28 casos de falsos profesionales. Uno de ellos, llevaba 25 años en una clínica actuando como médico.

Jorge Corral, secretario de finanzas de AMRA (Asociación de Médicos de la República Argentina) y secretario de la Comisión de Inspección del Distrito 4 del Colegio Profesional de la PBA, explicó que el ilícito se da en “varias modalidades”.

“Los casos más graves implican el robo de matrícula e identidad: directamente usan el nombre y apellido de otro y se presentan como verdaderos médicos”, denunció Corral.

Según el profesional, de todos los casos que se investigan se destaca el de un falso anestesista que ejercía en una clínica de Beccar poniendo en grave riesgo la vida de los pacientes que se operaban allí.

En otro caso, detectado en un sanatorio de San Isidro, mediante el robo de matrícula y de identidad un falso médico clínico ejerció durante 25 años.

“En esa misma institución, que no podemos mencionar porque el caso es motivo de un proceso judicial, se detectó que actuaba un falso anestesista”, dijo Corral que aclaró que “también hay una responsabilidad de la clínica o sanatorio privado que debe controlar a sus profesionales”.

Según explicó, algunas clínicas y sanatorios bajan costos al ahorrarse la matrícula y otros gastos que integran el honorario del médico.

LEA MÁS:

“Es grave, en tres años hemos detectado 28 casos en el Conurbano Norte”, explicó Corral que aseguró que desde AMRA y los colegios profesionales de la provincia se está llevando adelante acciones de control para evitar que esto ocurra.

Aunque el fenómeno de los profesionales de la salud truchos no es nuevo, esta semana cobró relevancia tras la detención de un hombre de nacionalidad chilena, de 54 años, que se hacía pasar por odontólogo.

El falso dentista fue detenido en la localidad de Ramos Mejía, partido de La Matanza, acusado de ejercer de manera ilegal la medicina ya que se hacía pasar por “odontólogo profesional” pero no tenía título habilitante, según se informó.

En el lugar se incautaron un diploma de la Universidad Complutense de Madrid por curso de Urgencias Odontoestomatología y una Placa de la Universidad de Chile con el aparente título de Cirujano Dentista.

De prestado

Según Corral, aunque más leve que los casos anteriores es común ver “médicos de otros países de latinoamérica que vienen a la Argentina y no hacen la reválida del título y otro médico, por lo general un compatriota suyo, le presta la matrícula”.

Corral indicó que se hacen inspecciones conjuntas entre AMRA y los Colegios profesionales de la provincia donde se revisa el tipo de contrato que se firmó entre la institución de salud y los profesionales.

Otro caso muy común -se trata de una irregularidad y no de un delito-, es el de los médicos con matrícula nacional (la que extiende el ministerio de Salud nacional) que ejercen en provincia sin matricularse.

LEA MÁS:

“Vienen de Capital a ejercer en provincia y no pagan la matrícula que es de entre 500 y 700 pesos por mes. De esta manera el establecimiento privado toma a un profesional que le cuesta menos”, explicó.

Competencia desleal

Para Corral se trata de una competencia desleal hacia los matriculados en la que incurre un estimado de entre 8 mil y 10 mil profesionales en la provincia cuya matrícula alcanza a los 50 mil profesionales.

Según explicó Corral, para obtener la matrícula los profesionales deben presentar el título habilitante que entra en un proceso de revisión por 24 horas al cabo de las cuales se les entrega la matrícula.

Por su parte Jorge Mazzoni, presidente del Colegio de Médicos del Distrito 1 (La Plata) señaló que “trabajamos mucho en las comisiones de vigilancia para evitar que esto suceda”.

Según indicó “frecuentemente recibimos llamados de personas que enuncian dudas respecto a algún profesional. Y nosotros mismos alentamos a que llamen para verificar que el médico esté debidamente matriculado e inscripto en el distrito en el que está trabajando, según establecen las normas”.

El procedimiento en estos casos es la notificación al Ministerio de Salud, que ejerce el poder de policía en estos casos. Y si se comprueba un caso de ejercicio ilegal de la medicina, se hace la correspondiente denuncia penal.