El empresario de la carne Alberto Samid permanece internado producto de un "síndrome confusional" de "origen cerebrovascular". Se dio luego de ser escrachado en una parrilla.

El empresario de la carne Alberto Samid sufría un cuadro de "trastorno adaptativo, reactivo, ansioso y con indicadores propios de síndrome confusional" de "origen cerebrovascular", y esta mañana continuaba internado según informaron fuentes cercanas al matarife.

Samid, de 73 años, permanece en la Clínica Trinidad de Ramos Mejía, donde ingresó a las 11.40 del martes, luego de estar entre 24 y 48 horas "con indicios de involución incipiente", indicaron sus allegados. El suceso se dio un día después de que fuera escrachado mientras almorzaba en la parrilla Paja Rota de Ramos Mejía, del que debió retirarse entre gritos, acusado de haber violado la prisión domiciliaria.

En 2019, el empresario fue condenado a cuatro años de cárcel por evasión impositiva y asociación ilícita, pero por su edad y antecedentes médicos accedió al beneficio del uso de una tobillera electrónica.

Tras el episido del lunes, Samid indicó que asistió a la parrilla como proveedor y que unos amigos le convidaron "un poquito de carne"; no obstaste, desde el comercio negaron cualquier vínculo con él y la Justicia confirmó que tenía permiso para salidas laborales pero que no incluían "salidas a comer".

Este miércoles, los abogados de Samid presentarían un certificado médico ante el Poder Judicial, que debe resolver sobre el régimen de prisión domiciliaria. Además del incidente que protagonizó en el local de comidas, el empresario sumó una nueva denuncia penal en su contra.

Es que Jimena de la Torre hizo la presentación como presidenta de la Asociación Civil "Bases Republicanas". "Samid violó la prisión domiciliaria que le fue concedida por sus problemas de salud. Es consciente que tenía prohibido salir del domicilio que fue fijado, y demostró una vez más el desinterés a las normas vigentes", señaló la denunciante.

Además, detalló que "es una clara desobediencia a la orden judicial impartida, que está tipificada en el artículo 239 del Código Penal". "Es inadmisible que ocurran este tipo de situaciones, porque si la Justicia no interviene, habilita a que otras personas con prisión domiciliaria hagan lo mismo que Samid, y es un peligro para la sociedad", finalizó.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados