Le pidió a los sacerdotes de 11 diócesis de la región Buenos Aires que administre el sacramento a todos los chiquitos. Calificó de "hipócritas" a los clérigos que se niegan  a hacerlo

El primado argentino, cardenal Jorge Bergoglio, exigió a los sacerdotes de once diócesis de la región Buenos Aires que administren el sacramento del bautismo a todos los bebés, sean fruto de una relación extramatrimonial o hijos de una madre soltera.

El arzobispo porteño dijo que los clérigos que se niegan a hacerlo son “hipócritas” y alejan a la gente de la Iglesia, al recordarles que “no son socios de una ONG ni prosélitos de una multinacional”.

‘Con dolor lo digo, y si parece una denuncia o una ofensa, perdónenme, pero en nuestra región eclesiástica hay presbíteros que no bautizan a los chicos de las madres solteras porque no fueron concebidos en la santidad del matrimonio”, aseveró en medio de aplausos.

‘Estos son los hipócritas de hoy. Los que clericalizaron a la Iglesia. Los que apartan al pueblo de Dios de la salvación. Y esa pobre chica que, pudiendo haber mandado a su hijo al remitente, tuvo la valentía de traerlo al mundo, va peregrinando de parroquia en parroquia para que se lo bauticen”, cuestionó.

Bergoglio hizo este reclamo en el marco de un encuentro que concluyó ayer en la Universidad Católica Argentina, en Puerto Madero, donde unos 400 delegados renovaron estrategias para llevar el mensaje cristianos a los grandes conglomerados urbanos.

La crítica de Bergoglio tiene su fundamento en una realidad habitual, aunque poco denunciada, ya que se constata que no son pocos los sacerdotes de parroquias porteñas y del conurbano bonaerense que se niegan a bautizar a hijos de madres solteras o de uniones extramatrimoniales.

La Iglesia también pone reparos mayores a impartir ese sacramento a los bebés de matrimonios del mismo sexo, marco legal que tuvo una oposición fuerte de la jerarquía eclesiástica tanto católica como evangélica previo a su sanción.

De acuerdo con el canon 868, inciso 1, del Código de Derecho Canónico, para poder bautizar a un niño es necesario contar con el consentimiento de los padres o al menos de uno de ellos, y  que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la fe católica.

La norma legal católica tampoco prohíbe el sacramento de un hijo cuyos padres tienen una relación contraria a las enseñanzas de la Iglesia, es decir, que no estén casados o cuando lo pide sólo la madre.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados