Se trata de una nueva modalidad adoptada por diferentes bares para proteger clientas que estén pasando un momento incómodo.

Las crecientes denuncias por violencia de género en diferentes puntos del país llevaron a varios bares a adoptar medidas. La iniciativa consta de un código secreto puesto en el baño de mujeres para que, ante una situación de este tipo, puedan denunciarla.

El mecanismo de alerta se inicia en los baños de mujeres. Allí hay carteles que invitan a quienes se sientan acosadas por su pareja a que vayan a la barra y pidan un tipo de cerveza, por ejemplo, de una marca que no se vende allí para activar la respuesta de los trabajadores.

LEA MÁS:

Los protocolos para violencia de género ya funcionan en algunos espacios como El Matienzo, Vuela el Pez y otros de los cerca de 15 centros que forman parte de la agrupación Cultura Unida.

La iniciativa de establecer códigos secretos de auxilio en baños forma parte de una campaña mundial de protección llamada “Soy Ángela”.

Muchas veces los bares y boliches bailables son punto de encuentros que terminan en maltrato o femicidio, tal como lo demuestra el Registro Nacional de Femicidios de la Corte Suprema, que afirma que en Argentina hubo 254 femicidios durante 2016, a un promedio de un asesinato cada 34 horas en el país.

Datos revelados por el informe 2017 del Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo bonaerense indican que se reciben alrededor de 600 denuncias al día por violencia familiar en las 126 comisarías de la Mujer de Buenos Aires.

El informe indica que el 74% de los denunciados por violencia son hombres y que 67% de las agresiones fue verbal, psíquica o emocional, mientras que la violencia física corresponde al 23% restante.

Aparecen en esta nota: