Es porque no logran juntar el dinero para pagar el alquiler, los servicios y las expensas, según un relevamiento de la Defensoría del Pueblo porteña, donde estas consultas ya llegan al 40%.

Cada vez son más los inquilinos que abandonan la vivienda antes de finalizar el contrato, revelan en la Defensoría del Pueblo porteña, donde el 40 % de las consultas realizadas son de locatarios que no juntan el dinero para pagar el alquiler, las expensas y los servicios.

“De las últimas 300 consultas, casi el 40% son inquilinos que no juntan el dinero para pagar el alquiler, las expensas y los servicios”, destacó un informe del organismo difundido ayer.

La finalización anticipada del contrato, la renegociación en cuotas de las deudas o el acuerdo para sostener el alquiler por unos meses hasta encontrar otra alternativa de vivienda, son los casos más recurrentes en los últimos sesenta días, según el informe del área de Inquilinos de la Defensoría del Pueblo.

El organismo reveló que en el último año se registró una modificación importante en las consultas formuladas por los inquilinos que se presentan en la Defensoría para ser asesorados.

ADEMÁS:

Insisten en la necesidad de cambiar mediciones de INDEC

“De ser un organismo dedicado a garantizar el cumplimiento de los derechos de quienes alquilan, se pasó a asistirlos cuando tienen dificultades en asumir los pagos mensuales”, indicó.

Según destaca el informe, en marzo de 2018, el 21% de las consultas estaban vinculadas a la dificultad en sostener el pago del alquiler y las expensas; en octubre, esa cifra ascendía al 35% y durante los meses de diciembre y enero esa tendencia se acentuó, llegando al 37,01% de los casos.

Le siguen: la retención indebida del depósito al finalizar el contrato (20,99%), problemas edilicios (19,21%), consultas previas a alquilar (14,23%), problemas con el intermediario (4,98%) y otras consultas (3,55%).

Según explicaron en la Defensoría, dentro del universo de los inquilinos que tienen dificultades de pago, uno de cada tres termina el contrato antes de los dos años, por imposibilidad de sostener el pago.

Fernando Muñoz, coordinador del Programa de Atención a Inquilinos, afirmó que “estamos recibiendo familias inquilinas que por no poder seguir pagando el alquiler se mudan a un lugar más chico, más barato, más alejado, evitando por ahora acumular deudas, pero empeorando su calidad de vida”.

“La angustia y frustración por no poder terminar el contrato de alquiler de vivienda es cada vez más frecuente y anticipa momentos críticos para la relación entre inquilinos y propietarios”, advirtió Muñoz” en diálogo con este diario.

Otro de los problemas reportados por la Defensoría es el de los inquilinos que llegan a la finalización del contrato y no pueden afrontar los precios de la renovación (3,84%). “Habiendo recibido los nuevos precios y sabiendo que no van a poder pagarlos, necesitan una prórroga por dos o tres meses que les dé tiempo a reubicarse, para después afrontar la mudanza y los nuevos valores del mercado inmobiliario”, afirmó Muñoz.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados