Un estudio demostró que un tipo de droga debe sumar otro tratamiento para evitar afecciones cardíacas; "La droga sirve, pero se necesita este acompañamiento para no cambiar una enfermedad por otra", dicen los especialistas

Alertan que una de cada diez pacientes con cáncer de mama no recibe el tratamiento cardiológico que necesita por el tipo de droga que utiliza en su tratamiento, algo que es fundamental "para no terminar cambiando una enfermedad por otra", tal como alertaron los especialistas a cargo del relevamiento.

El estudio, que fue galardonado por la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) con el premio Pedro Cosio 2018, el más importante de esa entidad, evaluó el efecto cardiológico de la droga Trastuzumab, una de las más eficaces para tratar esa patología.

Sin embargo, el problema no es el medicamento, sino la ausencia de más indicaciones. "La droga sirve, cura y es de un uso muy extendido, pero es necesario que los tratamientos con la misma tengan un acompañamiento de control cardiológico para no terminar cambiando una enfermedad por otra", reveló Daniel Santos, jefe del Servicio de Cardioncología del Instituto Alexander Fleming.

El profesional añadió que "es necesario extender la conciencia sobre la necesidad de tratar con cuidados cardiológicos a los pacientes con cáncer que reciban drogas potencialmente cardiotóxicas" e insistió en "la importancia de que el paciente sepa de este potencial efecto y solicite a su oncólogo tratante si requiere o no ser controlado por un equipo de cardioncología", especialidad que sirve de soporte al equipo oncológico para minimizar los riesgos cardiovasculares de los tratamientos tradicionales.

El laureado trabajo estuvo encabezado por Santos, pero también contó con el aporte de la eminencia oncológica Reinaldo Chacón; María Estela Tettamanti; Carolina Chacón; Jorge Nadal; Victoria Costanzo; Adrián Nervo; y Federico Losco.

En el texto demostraron que "gracias a los cuidados conjuntos oncológicos y cardiológicos a través de la vigilancia cardiológica estricta, periódica y la terapéutica temprana instaurada, las pacientes no tuvieron una tasa de suspensión de la droga mayor a la de los trabajos originalmente reportados y además controlaron médicamente el retorno de la función ventricular a los máximos valores posibles para cada paciente".

ADEMÁS:

Programas y cursos del Centro del Adulto Mayor

Anses | Fecha de pago de AUH, jubilaciones y pensiones del 20 al 24 de mayo

"La incidencia global de afecciones cardiovasculares asociadas al tratamiento del cáncer reportada es de alrededor del 30% y puede manifestarse en forma alejada a la finalización del tratamiento oncológico", concluyó Santos, quien desde 2002 se encuentra trabajando con un departamento especializado en cuidados cardiovasculares.

En el trabajo premiado, que es de carácter internacional y ganó en una selección de decenas de trabajos de diferentes países del mundo, se indicó que "la incidencia de toxicidad cardíaca, que consiste en la medición de la fuerza de contracción del ventrículo izquierdo, el cual se monitorea con ecocardiograma pre tratamiento y cada 3 meses durante todo el período que dure el mismo, fue mayor a la descripta previamente en los trabajos de la literatura médica".

"En estos, la incidencia de disfunción ventricular fue entre el 5 y el 30%, hallándose en el trabajo premiado una incidencia del 50%, destacándose que gracias a los cuidados conjuntos oncológicos y cardiológicos a través de la vigilancia cardiológica estricta, periódica y la terapéutica temprana instaurada, las pacientes no tuvieron una tasa de suspensión de la droga mayor a la de los trabajos originalmente reportados y además controlaron médicamente el retorno de la función ventricular a los máximos valores posibles para cada paciente", insistieron los especialistas en el texto.

Y concluyeron que "las diferencias en las toxicidades encontradas podrían ser atribuibles a que la población incluida que requería el trastuzumab, no presentaba para recibir la droga restricciones en los antecedentes cardiovasculares, ya sea para los factores de riesgo clásicos (hipertensión arterial, diabetes, sedentarismo, o pacientes que recibían medicación cardiológica) así como tampoco en la edad, siendo representativa de la práctica clínica cotidiana".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados