Con alguna frecuencia las compañías aéreas son noticia por demoras o cancelaciones que ocurren por paros gremiales, meteorología, o algún inconveniente operativo. El año pasado ocurrió en distintas oportunidades y muchas veces en circunstancias de inicio de vacaciones o fines de semana largo.

Hace poco, los medios difundieron generosamente las demoras de la nueva compañía FlyBondi. Por lo tanto es una buena oportunidad para recordar los derechos que tenemos los pasajeros en esos casos para obtener alguna solución o resarcimiento.

Antes de ir al fondo de la cuestión sería bueno destacar algunos puntos centrales:

En todos estos casos, las noticias tienen que ver con fallas en el servicio, muy criticables a veces, pero que no empañan la confianza y la calidad de la seguridad del transporte por avión.

Que vengan más compañías aéreas a nuestro país, que es grande como toda Europa y que tiene rutas en tan mal estado es una necesidad real porque desgraciadamente volar es un privilegio y el 93% de los argentinos no puede hacerlo de manera regular por no disponer de recursos económicos para afrontar las tarifas.

En los casos de suspensiones o retados por meteorología se entienden como muy razonables ya que se opera por seguridad. El año pasado fue el más seguro de la historia de la aeronáutica y actualmente se registra solo 1 accidente cada 7 millones de partidas y por eso quedan excluidos de los casos a reclamar que transcribimos a continuación (Fuente: ANAC)

Si debido a circunstancias operativas, técnicas o de índole comercial, el transportador cancela o demora un vuelo o la entrega de equipaje por más de cuatro (4) horas, o deniega el embarque porque no puede proporcionar espacio previamente confirmado (overbooking o sobreventa), o no puede hacer escala en el punto de parada-estancia o de destino del pasajero, o causa a un pasajero la pérdida de un vuelo de conexión para el que tenía una reserva confirmada, el pasajero, tendrá el derecho a:

Su inclusión obligatoria en el vuelo inmediato posterior del mismo transportador para su destino, o

Al endoso de su contrato de transporte, incluyendo conexiones con espacio confirmado, cuando sea aceptable para el pasajero, o

A ser reencaminado por otra ruta hacia el destino indicado en el contrato, por los servicios del transportador o en los servicios de otro transportador, o por otro medio de transporte, en estos últimos casos sujeto a disponibilidad de espacio.

Si la suma de la tarifa, el cargo por exceso de equipaje y cualquier otro cargo de servicio aplicable por la nueva ruta es mayor que el valor de reintegro del billete o de la porción aplicable del mismo, el pasajero no abonará ninguna tarifa o cargo adicional y el transportador reintegrará la diferencia si la tarifa y cargos para la ruta reprogramada son menores:

A la compensación por embarque denegado de acuerdo a las regulaciones del transportador.

A la inmediata devolución, si le correspondiere, del precio del contrato de transporte no utilizado y conforme a las modalidades de pago efectuadas.

Aquellos pasajeros que, voluntaria y expresamente, acepten la compensación por embarque denegado y a realizar el transporte en alguna de las condiciones detalladas en este inciso, no tendrán derecho a efectuar ningún tipo de reclamo posterior al transportador; sin perjuicio de ser beneficiados con los servicios incidentales que provea el transportador a su cargo ante esta situación.

Asimismo, el transportador proporcionará al pasajero, sin cargo para el mismo, los siguientes servicios incidentales:

Comunicación telefónica o cablegráfica al punto de destino y comunicaciones locales.

Comidas y refrigerios de conformidad con el tiempo de espera que medie hasta el embarque en otro vuelo.

Alojamiento en hotel, en el aeropuerto o en la ciudad, cuando la demora de un vuelo exceda las cuatro (4) horas.

Transporte terrestre desde y hacia el aeropuerto.

El transportador quedará exento de proporcionar los mentados servicios incidentales a sus pasajeros en los supuestos en que como consecuencia de circunstancias meteorológicas se cancele o demore el vuelo, se demore la entrega del equipaje, no se pueda hacer escala en el punto de parada-estancia o de destino del pasajero o se pierda un vuelo de conexión para el que tenía una reserva confirmada. No obstante, en estos casos, el transportador deberá arbitrar todos los medios a su alcance a fin de que el pasajero reciba información adecuada y veraz sobre las demoras ocasionadas por dichas circunstancias, hasta tanto suministre o reanude el servicio o sea reencaminado a través de los servicios de otro transportador o medio alternativo de transporte.

Servicio incidental: comprende todo servicio proporcionado por el transportador en razón de contingencias imprevistas, exceptuadas las cuestiones meteorológicas, que produzcan el reencaminamiento del pasajero, el cambio de ruta u horario o cualquier otra circunstancia cuyo cargo deba asumir el transportador.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados