Luca Singerman, que dio positivo en Covid-19, no podrá salir del país y tiene la obligación de ir al tribunal mensualmente, según lo dispuso el juez federal Luis Rodríguez, quien deberá definir si procesarlo o no

La Justicia decidió la excarcelación del joven que llegó al país desde Uruguay a bordo de un barco de la empresa Buquebus junto a otros 400 pasajeros y con síntomas de coronavirus, mientras le ordenó que permanezca internado en un centro asistencial hasta recibir el alta médica.

La resolución fue adoptada por el juez federal Luis Rodríguez, quien le concedió a Luca Singerman, de 22 años,la excarcelación bajo caución juratoria, le impuso la prohibición de salir del país y la obligación de concurrir mensualmente al tribunal.

El joven había sido sometido el martes a declaración indagatoria por videollamada desde el sanatorio Agote, donde se encuentra internado desde el 19 de este mes.

En esa audiencia, ratificó un escrito que presentó su abogado en el que rechazó la acusación de haber cometido un delito contra la salud pública y se negó a responder preguntas. Tras la diligencia, la defensa del joven solicitó su excarcelación a lo que la fiscal federal Alejandra Mangano no se opuso.

Singerman aseguró ante el magistrado que tras llegar de Holanda a Uruguay se hizo el test para saber si tenía coronavirus y, al enterarse que partía un buque a Argentina decidió abordarlo, por lo que salió rápidamente ante el temor de que se cerrara el paso fronterizo desde el país vecino.

ADEMÁS:

Crean más de 110 Puntos Solidarios por el coronavirus

Confirmaron 117 nuevos casos en la Argentina y ya suman 502

Ese hecho ya podría significarle problemas a Singerman ante la Justicia, debido a que los investigadores evalúan por qué motivo no dio aviso a la tripulación al subir que al menos era un caso sospechoso de coronavirus.

Según su versión, estando ya en viaje se enteró que tenía la enfermedad, dio aviso al Capitán y aclaró que la información le llegó a su teléfono desde el laboratorio uruguayo donde se realizó el análisis. Ahora, el juez tiene diez días para resolver si procesa o no al joven.

Singerman podría finalmente ser acusado por el artículo 205 del Código Penal, que prevé una pena que va entre los seis meses y los dos años de prisión al que "violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

Esa imputación se basa en que los investigadores sospechan que el acusado violó la cuarentena a sabiendas de que estaba enfermo y no le importó.

Demandas

Tras conocerse el episodio el pasado jueves19, investigadores del caso explicaron que Singerman podría quedar sujeto a "medidas patrimoniales para garantizar bienes" ante posibles demandas civiles por parte de los centenares de pasajeros y empleados de Buquebus que fueron obligados a cumplir cuarentena.

Además, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires adelantó que va a reclamar por los daños y perjuicios que provocó el operativo que debió llevarse a cabo en la terminal, por lo que pidió a la Justicia que se lo admita como querellante en la causa.

Estiman que el procedimiento tuvo un costo de 700 mil dólares, entre los gastos que demandó el operativo en el puerto, el alquiler de combis y traslado a los hoteles de los pasajeros del buque, entre otros.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados