Se trata del magistrado Alejandro Aníbal Segura, que en su sentencia utilizó un lenguaje inusual y apelando a anécdotas y burlas propias de un fanático del fútbol.

El juez laboral Alejandro Aníbal Segura condenó al Racing Club de Avellaneda y a una empresa privada a indemnizar a dos trabajadores que vendían comidas y bebidas en el estadio Juan Domingo Perón.

En su fallo, el juez sentenció a la empresa Magary SA y a la Academia a pagarles una indemnización a los demandantes Ramón Cardozo y Domingo Vallejos de $71.332,81, más intereses y costas.

En su sentencia, el titular del Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo N° 41, simpatizante de San Lorenzo, utilizó las típicas bromas que se le hacen al club demandado y a varios otros equipos de Primera División.

En su fallo, se incluyen expresiones tales como “Ra Sin Club” (para referirse a Racing Club), “RiBer Plate” (para recordar el descenso del club millonario). También se señala que Huracán, es un equipo al que llama “un club de Parque Patricios, conocido por ser vástago de San Lorenzo de Almagro”.

ADEMÁS:

Confirmado: Messi se queda en Barcelona y no le hará juicio al club

“Los que vamos a la cancha sabemos que entrar a un estadio se ha puesto más difícil que subir a un avión con cara de árabe”, dijo el letrado, apelando a una supuesta ironía que, en realidad, es una apreciación racista y discriminatoria.

“He visto a personas abrirse paso entre enjambres de espectadores apretados a razón de 5 o 6 en un metro cuadrado para ir a buscarse un Paty. Nada tiene mejor sabor que un choripán calentito antes de ingresar a un partido”, describió el singular juez.

CONTRA EL NEOLIBERALISMO

En las 28 páginas del fallo, el magistrado cita una película de Denzel Washington, una canción de Astor Piazzolla y tangos de Celedonio Flores, en lugar de jurisprudencia.

Además Segura criticó al “neoliberalismo”, porque según él “no constituye asunción de bandería política alguna” ("estar a favor del neoliberalismo que degrada la condición humana u optar por el Estado de Bienestar que la preserva, es una cuestión que carece de implicación partidaria").

Pero para demostrar la universalidad de su cultura, en el fallo citó la encíclica ’Laudato Si’, del Papa Francisco, y al presidente de la Nación, Alberto Fernández.

También agregó: “El que dice que la venta de un pancho o una coca no es la actividad principal de un Club de fútbol es porque nunca fue a la cancha (...) Nada tiene mejor sabor que un choripán calentito antes de ingresar a un partido o un helado de agua a la salida (solo limón o frutilla). A veces, cerveza fría, lo confieso. En la Platea Norte del ’Nuevo Gasómetro’, mi segundo hogar, hay una mesa de aderezos para acompañar las hamburguesas. En la Sur abrieron un snack con mesas y con vista al field. El olor de esos choris solo puede ser despreciado por algún que otro vegano circunstante”.

Lejos de quedarse ahí, continúo en su escrito apelando al folklore fotbolero y la importancia de este deporte en la cultura argentina.

“El espectáculo del fútbol, esa maravilla que tenemos una buena parte de los argentinos (el fútbol es la cosa más importante de las cosas sin importancia), está ligado a ese momento del café-café, Sorocabana café, el Namur o la ’garra’ cocinada en bateas de bronce. Todavía recuerdo la tremenda indigestión que me pilló una tarde con seis añitos en el ’Viejo Gasómetro’ luego de degustar –con la irresponsable aquiescencia de mi papá– unas empanadas marca ’Ta-Li-Tá' que completaban su cocción a pleno rayo de sol”, se explayó en otro tramo de su sentencia que, seguramente, será recordada como ejemplo del no deber ser.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados