La lluvia más intensa y generalizada, que comenzó poco antes de las 11 y se prolongó hasta el mediodía, afectó a algunos sectores puntuales de la ciudad

Una intensa lluvia que se abatió ayer por la mañana en el área metropolitana de Buenos Aires, con importante cantidad de agua caída en un corto período de tiempo, causó anegamientos, demoras en los vuelos y trastornos en el tránsito y los servicios de transporte, entre otros inconvenientes.

La lluvia más intensa y generalizada, que comenzó poco antes de las 11 y se prolongó hasta el mediodía, afectó a algunos sectores puntuales de la ciudad, sobre todo en varios barrios porteños como Villa Crespo, Recoleta y Balvanera, llegando a acumular, en algunos casos, hasta 80 milímetros de agua caída.

Además de anegamientos en distintas partes de la Ciudad, fue suspendida la actividad en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, con numerosos vuelos demorados. En Aeroparque la tormenta con actividad eléctrica impidió las tareas en rampa durante una hora y 45 minutos, según indicaron fuentes aeroportuarias. "El alerta por actividad eléctrica se disparó a las 9.45 aproximadamente y a partir de ese momento se suspendieron todas las actividades de pista como carga de combustible, traslados y movimiento de equipaje", detalló la fuente.

Esto provocó que al menos 10 vuelos sufrieran demoras de entre 30 minutos y dos horas, en tanto que dos aterrizajes fueron cancelados al igual que tres vuelos que debían despegar en el horario en que las operaciones estuvieron paradas por la lluvia.

La situación derivó, además, en una saturación de las posiciones de los aviones, ya que muchos no podían despegar. Poco después de las 11 el alerta se levantó y las actividades se reanudaron.

La fuerte tormenta también afectó a las líneas B y D de subterráneos que presentaron demoras a consecuencia de anegamientos producidos por la intensa lluvia que cayó por la mañana sobre la ciudad de Buenos Aires, informaron fuentes de Metrovías.

La Línea B, que corre entre las cabeceras Leandro N. Alem y Juan Manuel de Rosas, presentó demoras por la mañana y el servicio se normalizó cerca del mediodía.

En tanto, la línea D, que realiza el recorrido Catedral-Congreso de Tucumán, funcionó con demoras hasta la tarde.

La tormenta no había llegado a ser prevista en el sistema de alertas del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que preveía una jornada con chaparrones aislados, aunque sì fue anticipada minutos antes con un aviso de corto plazo (APC).

Para ayer se preveía temperatura cálida, entre los 19 y los 26 grados, y solo se esperaban algunos chaparrones y vientos del norte, rotando al oeste y al sudeste.

Embed

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados