Lania Singfield, de Akron, Ohio, compró pollo en un negocio de su barrio. Cuando se puso a cocinar entró en pánico y llamó a la policía porque pensó que lo que cocinaba era un pene humano.

Lania Singfield comenzó a prepara la comida. Al manipular la carne que había comprado en un negocio de su ciudad, la particular forma que tenía el alimento disparó su preocupación. Lania creyó que le habían vendido un pene humano y no dudó en llamar a las autoridades.

pene-carne.jpg

Lania llamó a la policía local y les dijo que tenía dudas sobre si realmente estaba cocinando un pene. Oficiales acudieron a la casa de Lania, y se sumaron a la preocupación. El aspecto fálico del pedazo de carne era perturbador. Los agentes quedaron tan asombrados ante lo que veían que se llevaron el supuesto pene para que lo examinaran.

"Espero que no sea de un ser humano, porque entonces a alguien le falta algo que necesita, o alguien puede estar muerto. Solo quiero respuestas ”, dijo Lania a los medios.

pene-carne-2.jpg

La policía entregó la misteriosa carne a un médico, quien examinó el elemento cárnico en cuestión al detalle. Posteriormente, tranquilizó tanto a los agentes como a Lania: no era un pene humano. En realidad, no era el pene de ningún animal. Simplemente un pedazo de cerdo.

Lania Singfield llamó a la tienda que le vendió la carne para elevar una queja, ya que ella quería pollo y le vendieron cerdo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados