Un trabajo de la UADE junto a la consultora Voices! concluyó que alrededor de la mitad de los argentinos que consumieron remedios en el último año se automedica; Los más consumidos, analgésicos y antiinflamatorios

Alrededor de la mitad de los argentinos que consumieron medicamentos en el último año se automedica, según lo reveló un estudio privado difundido recientemente.

Se trata de un trabajo de UADE junto a la consultora Voices!, realizado desde el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) como iniciativa conjunta, que tuvo por objetivo evaluar el consumo de medicamentos y fuentes de recomendación de los medicamentos consumidos entre los argentinos.

El trabajo se realizó tomando como base una encuesta probabilística realizada en todo el país a 1.002 personas de 16 años y más, utilizando entrevistas personales como instrumento de recolección.

Según el trabajo, los medicamentos de mayor consumo en el último año por la población argentina son analgésicos/antiinflamatorios (consumidos por 6 de cada 10 argentinos). En segundo y tercer lugar, el 43% declaró haber consumido antibióticos y el 35% antigripales.

Asimismo, los medicamentos más consumidos son precisamente los que se adquieren en mayor medida sin receta médica: solamente la mitad de quienes consumieron analgésicos/antiinflamatorios en el último año utilizó prescripción de un profesional de la salud (53%), al igual que quienes consumieron antigripales.

Si bien el uso de antibióticos presenta una mayor tasa de receta médica (74%), el trabajo destacó que un cuarto de los argentinos los consume sin indicación de un profesional. Considerando el porcentaje de personas que consumieron algún medicamento en el último año sin recomendación directa del médico, la cifra de automedicación asciende a casi la mitad (47%).

Al analizar los resultados de la encuesta, Constanza Cilley, directora Ejecutiva de Voices!, señaló que “la automedicación es una práctica masiva en Argentina, la mitad lo hace”.

“Si bien muchos medicamentos son de venta libre, es alarmante ver la cantidad de argentinos que se automedican irresponsablemente consumiendo, por ejemplo, antibióticos, ansiolíticos o pastillas para dormir sin prescripción médica”, destacó.

A su vez, Andrés Cuesta, Secretario Académico de UADE, destacó que “constituye un verdadero problema de salud pública la automedicación y es especialmente preocupante la práctica extendida de consumo de antibióticos sin prescripción médica por parte del 26% de quienes han recurrido a este tipo de medicamentos recientemente”.

ADEMÁS:

Los judiciales coparon los Tribunales y hoy hacen paro

Los celulares, toda una adicción de los argentinos

Como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), el uso indebido e innecesario de antibióticos (tanto en seres humanos como en animales) es una amenaza para la salud pública que está generando una aceleración de la resistencia a los antibióticos y dificultando el tratamiento de numerosas infecciones, prolongando las estancias hospitalarias, incrementando los costos médicos y aumentando la mortalidad”.

Los medicamentos más consumidos por los argentinos son los analgésicos/ antiinflamatorios.

El 59% de los ciudadanos consumió analgésicos/ antiinflamatorios en el último año mientras que un 40% lo hizo en el último mes. El segundo lugar lo ocupan los antibióticos, consumidos por el 43% de los argentinos en el último año y por 2 de cada 10 en el último mes.

Los antigripales figuran en tercer lugar, con un 35% de habitantes que los tomó en el último año y un 15% que los utilizó en los últimos 30 días.

Al observar los medicamentos que registran el menor consumo en el año y en el mes, pastillas para dormir, tranquilizantes, ansiolíticos y antidepresivos presentan un uso personal que oscila entre el 7% y 3% para el último año y entre 4% y 2% para los últimos 30 días.

Los laxantes por su parte figuran últimos en consumo con solamente un 2% en el último año y 1% en el último mes. Tranquilizantes, pastillas para dormir y ansiolíticos presentan un mayor uso entre los argentinos mayores a 50 años (12%, 9% y 5% respectivamente), al igual que los medicamentos para la hipertensión arterial y para el colesterol (33% y 18%).

La fuente de recomendación de los medicamentos varía según el tipo de droga en cuestión: así, los medicamentos relacionados con el sistema nervioso - que son los de menor consumo - y aquellos destinados a combatir patologías específicas como la hipertensión o el colesterol son principalmente recomendados por un médico.

El 99% de los argentinos que consume medicamentos para el colesterol declara consumirlos por recomendación médica.

En el caso de los antidepresivos, el 98% de los ciudadanos los toma por indicación de un profesional de la salud. Las drogas para la hipertensión son prescriptas por médicos en 97% de los casos y el 91% de los argentinos que consumen tranquilizantes lo hacen bajo receta médica.

En el caso de los ansiolíticos, medicamento recetado por médicos en un 86% de quienes lo consumen, pero droga para la que el 10% del consumo proviene de la recomendación de un amigo.

Las pastillas para dormir, por su parte, son prescriptas principalmente por médicos (85%) y en este caso, el rol del farmacéutico crece en comparación a los medicamentos antedichos: el 7% de los ciudadanos declara consumirlas por sugerencia de este profesional.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados