Lo sucedido con el alumno de la escuela de San Antonio de Padua sacudió un mundo lleno de interrogantes. Una especialista dialogó con Diario Popular sobre este trastorno que afecta a muchos chicos y adultos.

En un grupo de Whatsapp varios padres celebraron el cambio de aula de un nene con síndrome de Asperger, un trastorno del comportamiento que afecta la capacidad de socializar y comunicarse correctamente.

Según, la Asociación Asperger Argentina (AsAAr) el problema, que afecta a muchos niños y adultos, no se produce por una carencia afectiva ni por el tipo de educación recibida. De hecho, por el momento no se conocen las causas específicas que lo provocan, aunque sí se sabe que se nace con esta condición.

“El Asperger lo acompaña desde el inicio al chico. Se evidencia entre los 6 a los 7 años y tiene un pico en la adolescencia”, precisó la doctora Andrea Abadi, directora del departamento infanto juvenil de INECO. Para la especialista, el trastorno no es nuevo. Muy por el contrario.

"No es que no había casos antes; es que estamos más atentos ahora a reconocerlo. No se diagnostica lo que no se conoce", explicó.

El caso que más visibilizó este problema fue el personaje de Jim Parsons en The Big Band Theory, Sheldon Cooper, un hombre excesivamente metódico, que no comprende la ironía ni las relaciones sociales pero que es dueño de una notable inteligencia, casi propia de un genio.

“Son chicos que tienen muchas dificultades con el manejo social; algunos incluso hasta pasan desapercibidos muchas veces, pero no tienen por qué ser agresivos. De hecho, no tienen intención de lastimar a nadie. Además son muy inteligentes, muy capaces”, aseveró la doctora.

Por lo general, tienen mucha facilidad para la matemática, la tecnología, el pensamiento lógico, la estructuración, la focalización en un interés dominante, la concentración y perseverancia.

Pero también son retraídos, algunos les cuesta salir de sus casas, hablan de una manera muy literal, con palabras muy sofisticadas, y no tienen en cuenta las capacidades o el parecer del otro.

LEA MÁS:

¿Cómo se detecta?

Los padres son los primeros en detectar que algo pasa. Notan que a sus hijos les cuestan relacionarse y empiezan a buscar en Google los síntomas. Cuando notan que hay “algo raro”, acuden al médico. Otras veces son los mismos especialistas los que ven el problema. Psicólogos, neurólogos, psiquiatras se dan cuenta que el chico no tiene un problema de timidez solamente, sino que es algo mucho más complejo.

“En las mujeres el problema es más difícil de identificar. Por lo general, quienes tienen el síndrome son muy inapropiadas, invasivas, verborrágicas, no tienen en cuenta al otro”, precisa la especialista.

Un problema que exige contención

El Asperger no se cura, pero según Abadi, “se compensa muy bien”. Si bien no se aplica medicación, la psicoterapia es la opción más utilizada para mejorar las cuestiones vinculadas con sus relaciones sociales.

Es importante señalar que según la especialista, los chicos con Asperger no necesitan tener una educación especial. De hecho, requieren de un sistema común y corriente ya que más que una adaptación de contenidos, requieren que alguien les decodifique las cuestiones sociales.

Y en ese tipo de cuestiones, juega un papel sustancial el rol del otro. Si un chico sufre bullying, por más que tenga o no el síndrome, el dolor y la angustia la va a sentir igual. “Es imposible que no lo perturbe. Por eso es importante trabajar para que no sea buleado”, aseveró Abadi. Y en ese marco, al igual que los chicos que no tienen el trastorno, la problemática la exteriorizan con depresión, con ansiedad, con llanto.

Para la doctora, la clave está en comprender que los chicos con Asperger necesitan contención y acompañamiento, no solamente de parte de la familia sino también del entorno. “Quienes los rechazan no son los compañeros, son los padres. Es fundamental hablar con ellos y que entienden que hay que aceptar las diferencias”, concluyó.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados