Buscan proteger a los grupos de riesgo de la influenza, debido a que podrían ocupar camas de internación que, ahora, tienen prioridad para los pacientes afectados por el COVID-19.

El Municipio de Quilmes inició ayer la campaña de vacunación contra la gripe en adultos mayores de 65 años, embarazadas, puérperas, niños de 6 a 24 meses, personal de salud y grupos de riesgo, con el objetivo de disminuir las complicaciones vinculadas al virus de influenza que predomina en la época invernal.

Desde la Secretaría de Salud local informaron que ante las medidas de prevención y distanciamiento social para evitar la propagación del COVID-19, se lanzaron operativos de vacunación casa por casa y a partir de mañana la vacuna antigripal estará disponible en forma gratuita en todos los centros de salud, donde los vecinos podrán concurrir sólo con turno previo, asignado a través de la web (www.quilmes.gov.ar.) o por vía telefónica (0800-9995656).

"Hemos desplegado una estrategia de vacunación antigripal casa por casa en Bernal Oeste, el CIC María Eva, el barrio IAPI y seguiremos en todas las localidades. También, desde el miércoles, la vacuna antigripal estará disponible en todos los centros de salud", detalló el secretario de Salud quilmeño, doctor Jonatan Konfino.

Asimismo, el funcionario remarcó que "para evitar la acumulación de gente hemos implementado un sistema de turnos que en breve estará disponible a través del teléfono de Atención al Vecino y de la página web del Municipio de Quilmes", al tiempo que recordó que la vacunación está indicada para mayores de 65 años, adultos con enfermedades cardiovasculares, obesidad, enfermedades renales, respiratorias, entre otros factores de riesgo, así como también a embarazadas, puérperas, bebés de 6 a 24 meses y personal de salud.

Konfino, además, aclaró que si bien la vacuna antigripal no evita ni protege contra el Covid-19, las personas mayores de 65 años y los grupos de riesgo deben aplicársela, como todos los años. De esta manera, se protege a los grupos de riesgo, que son los que podrían ocupar camas de internación, para las cuales tienen prioridad los pacientes con coronavirus.

ADEMÁS:

Ginés: "Argentina reaccionó anticipadamente al coronavirus"

Suman camas

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, recorrió el centro de aislamiento sanitario que, en el marco de la lucha contra el coronavirus, se montó en parte de las instalaciones de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) , con el objetivo de que sea utilizado para alojar a enfermos leves que, por diversos motivos, no puedan permanecer aislados en sus hogares.

"Agradecemos a la UNQ no solo por la decisión de ceder este espacio. Con un Estado presente, la colaboración de las instituciones de la ciudad y la solidaridad de toda la comunidad vamos a salir adelante", aseguró la Jefa comunal.

El dispositivo de aislamiento abarca el Pabellón Sur de la universidad, cuenta con 88 camas divididas en 15 aulas (todas con wifi y calefacción), con posibilidad de ampliarse a 130 camas, si resulta necesario. Habrá, además, un aula por piso para médicos y enfermeros, y baños para damas, caballeros y discapacitados en cada una de las plantas.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados