Quiero contarte que nuestra legislación prohíbe el maltrato a los animales, y es un delito penado por ley quién les ocasione un sufrimiento o daño

Los servicios que se prestan a las mascotas en las veterinarias están incluidos en la materia del consumidor, en atención de que para nuestro marco jurídico, los animales son cosas y el servicio que se prestan sobre ellas está dentro de las relaciones de consumo.

Por supuesto que para quienes amamos a las mascotas, los animales son seres vivos preciosos a quienes queremos y brindamos afecto, pero traigo a colación el tema porque hace algunos ano se conoció la horrible noticia de la muerte de un perro que había sido llevado a la veterinaria para ser lavado.

La dueña del perro los acusa de haberle suministrado anestesia y que por ello se les descompensó.

Quiero contarte que nuestra legislación prohíbe el maltrato a los animales, y es un delito penado por ley quién les ocasione un sufrimiento o daño.

Además para nosotros, sus dueños se establecen, el derecho del debido cuidado y guarda cuando lo dejamos en un lugar para tal fin. Es clara la norma cuando impone al receptor del animal la obligación de su cuidado y lo hace responsable por los daños que por acción u omisión le genere.

Los malos tratos están expresamente prohibidos ya desde fines del siglo diecinueve “Lye 2786 (25 de junio 1891) que fue precursora del proteccionismo animal, Establecía: Artículo 1.- Declárase actos punibles los malos tratamientos ejercitados con los animales, y las personas que los ejerciten sufrirán una multa de dos a cinco pesos, o en su defecto arresto, computándose dos pesos por cada día”.

Más cerca en el tiempo a mitad del siglo pasado se conjugaron nuevas normas, ya más detalladas para penar a quienes generen malos tratos.

Ley 14346 Sancionada en 1954, establece; Artículo 1. Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales. Artículo 2. Serán considerados actos de mal trato:

1. No alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos;

2. Azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos que, no siendo de simple estímulo, les provoquen innecesarios castigos o sensaciones dolorosas;

3. Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, según las estaciones climáticas;

4. Emplearlos en el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado;

5. Estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos;

6. Emplear animales en el tiro de vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas.

Artículo 3. Serán considerados actos de crueldad:

1. Practicar la vivisección con fines que no sean científicamente demostrables en lugares o por personas que no estén debidamente autorizados para ello;

2. Mutilar cualquier parte del cuerpo de un animal, salvo que el acto tenga fines de mejoramiento, marcación o higiene de la respectiva especie animal o se realice por motivos de piedad.

3. Intervenir quirúrgicamente animales sin anestesia y sin poseer el título de médico o veterinario, con fines que no sean terapéuticos o de perfeccionamiento técnico operatorio, salvo el caso de urgencia debidamente comprobada;

4. Experimentar con animales de grado superior en la escala zoológica al indispensable según la naturaleza de la experiencia;

5. Abandonar a sus propios medios a los animales utilizados en experimentaciones;

6. Causar la muerte de animales grávidos cuando tal estado es patente en el animal y salvo el caso de las industrias legalmente establecidas que se fundan sobre la explotación del nonato;

7. Lastimar y arrollar animales intencionalmente, causándoles torturas o sufrimientos innecesarios o matarlos por el solo espíritu de perversidad.

8. Realizar actos públicos o privados de riñas de animales, corridas de toros, novilladas y parodias en que se mate, hiera u hostilice a los animales.

Las normas se van actualizando y también por supuesto se incluyen las penas para la apropiación o caza de animales silvestres ello ya dictado hace tres décadas como en la ley Nº 22.421 Art. 24 al 27.

Finalmente hay quienes sostienen que hay una nueva concepción moderna de “Derecho Animal” que deja atrás el viejo concepto de “cosa” que establece el código civil.

Como propiedad de su dueño o como sujeto de derecho, según establecen muchos proteccionistas, lo que queda claro que nadie puede maltratar a nuestras mascotas.

ADEMÁS:

Anses | Fecha de pago de AUH, jubilaciones y pensiones del 15 al 17 de abril

Más de 5 mil locales cerraron en el primer trimestre de 2019

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados