En los primeros siete meses del año bajaron el 11,3% respecto al mismo período del año pasado. Cuál es el análisis en el sector y qué ocurre con las exportaciones.

A diez años de haberse sancionado la ley que lo declaró Bebida Nacional, el vino argentino atraviesa un momento complejo. Los efectos del proceso inflacionario que vive la economía del país impactan en las ventas del sector y derivan en una caída del consumo vista con preocupación.

El mercado interno no aporta señales positivas y lo mismo ocurre en el externo, por lo que en este sector asoman pocas expectativas de revertir el escenario de cara a lo que resta de 2023. La situación tiene lugar después que la industria del vino nacional soportara una de sus peores cosechas de los últimos años.

En total, sufrió una disminución del 23%, debido a contingencias climáticas en Mendoza. Y las dificultades continuaron en las góndolas: según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura, al calcular el período enero a julio de este año, frente a los primeros siete meses de 2022, la venta de vinos a nivel local tuvo una retracción del 11,3%. Los tintos perdieron el 10,1% de un año al otro y los blancos, el 14,3%.

ADMÁS: Enviarán al Congreso un proyecto de ley para que la devolución del IVA sea permanente

Daniel Rada, director del Observatorio Vitivinícola Argentino, atribuyó esa baja a dos razones centrales. "La caída del ingreso real de todos los consumidores como consecuencia de la dinámica inflacionaria lleva a que haya una retracción de bienes que no son de primera necesidad. El vino, y las bebidas alcohólicas en general, caen en esa movida", señaló en diálogo con Popular.

En su análisis sobre el derrumbe de venta de vinos, Rada fue más allá y aportó otros motivos. "Hay un cambio claro en preferencias hacia la cerveza que venimos observando desde hace muchos años. Y si a eso le agregamos que el precio de la cerveza viene subiendo a menor ritmo que el del vino, también tenemos una explicación de lo que hemos observado hasta el momento. Quizás, las caídas están un poco exacerbadas ahora por el nivel de la inflación. Otros años caíamos un 2%, nos recuperábamos un poco y podíamos mantenernos. Pero los datos inflacionarios que se registraron en lo que va de 2023 potenciaron las bajas".

Beber con moderación y sólo mayores de 18 años

De acuerdo con un estudio del centro de investigación Vinodata al que tuvo acceso Popular, el índice de precios de esta bebida registró en julio pasado un aumento del 9% y por cuarto mes consecutivo superó el IPC (6,3%) del Indec. Incluso, la variación anualizada del relevamiento privado entre octubre de 2022 y julio pasado trepó el 173%, lo que confirmó la aceleración en los precios del sector.

"A diferencia de lo observado en los últimos tres meses, la suba estuvo impulsada por los vinos de gamas más altas. Los mayores incrementos se observaron en vinos de 5.669 a 8.099 pesos (12,7% de aumento) y de más de 8.099 pesos (11,5%)", puntualizó el informe de Vinodata. Y detalló: "En términos de origen, las principales subas se observaron en los provenientes de provincias emergentes (17,4%), Neuquén (12,7%) y Río Negro (11,8%)".

vinos vegano
Las ventas de vino tinto cayeron el 10,1% entre enero y julio de este año respecto al mismo período de 2022.

Las ventas de vino tinto cayeron el 10,1% entre enero y julio de este año respecto al mismo período de 2022.

En agosto pasado, mes en que el salto devaluatorio en el tipo de cambio oficial disparó los precios de diversos rubros, el vino tuvo un aumento del 9,3% en la medición realizada por el Indec. De esta manera, se ubicó por encima de la división Bebidas alcohólicas y tabaco, que marcó un alza del 8,5%. “Por los aumentos, tuvimos una caída de ventas de entre el 10% y el 20%. Se sienten los efectos de la inflación”, admitieron a Popular desde una vinería ubicada en el centro porteño.

En la Argentina, la vitivinicultura se desarrolla en 19 provincias -es decir, casi la totalidad del país- con una calidad del vino alta, aún con condiciones de suelo y clima que, en algunos casos, son desventajosas. Actualmente, hay más de 200.000 hectáreas cultivadas con Malbec, Cereza, Bonarda, Criolla Grande, Cabernet Sauvignon, Syrah y Pedro Giménez. Esto representa el 3% de la superficie mundial y posiciona al país en el quinto puesto como productor de vinos en el mundo.

Más allá de ese desarrollo, el vino argentino pierde terreno en la competencia con la cerveza. Durante el segundo trimestre de este año, su participación en la facturación total de bebidas alcohólicas disminuyó del 41,1% al 38,2%, según datos de un informe de la consultora Scentia. En cambio, la cerveza incrementó su participación del 42,3% al 45%. Los aperitivos también ganaron mercado, pasando del 7,1% al 8,2% del total de ventas en facturación.

ADEMÁS: La inflación de la segunda semana de septiembre fue de 2%

Y en términos de cantidad de litros vendidos, el vino disminuyó del 29,7% al 26,1%, mientras que la cerveza aumentó del 62.9% al 66.2%. Los aperitivos, en tanto, experimentaron un aumento más modesto, pasando del 4.1% al 4.6%.

El mercado interno se presenta complicado para el vino. Y algo similar ocurre en el externo, donde las ventas tuvieron una caída del 29% en los primeros siete meses de este año, en comparación con el mismo período de 2022. "Por un lado, tenemos un problema con la liquidación al tipo de cambio real, que va más despacio que la inflación y mitiga la competitividad del exportador", consideró Rada. "Y por el otro, hay fenómenos externos que se están evidenciando en los principales mercados", indicó el director del Observatorio Vitivinícola Argentino.

ADEMÁS: Enviarán al Congreso un proyecto de ley para que la devolución del IVA sea permanente

"La aparición de la inflación en Estados Unidos y Europa era algo que el consumidor de esos lugares no estaba habituado. Hay un freno de las compras en general. Ni hablemos de China, que se desplomó brutalmente, en ese caso porque no termina de salir de las restricciones sociales post pandemia. Por lo tanto, el consumo ha caído de manera estrepitosa en ese país, con una baja consecuente de las importaciones", agregó.

Con vista al cierre de 2023, en el sector no imaginan cambios en el mercado interno. "Salvo que haya una reversión del proceso inflacionario, cosa que no creo que ocurra, esperamos lo mismo que hasta ahora -sintetizó Rada-. O en todo caso, que los precios del vino estén en el mismo nivel que los de la cerveza, como para no perder al menos en ese sentido".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados