Con un homenaje oficial sobrio, el presidente francés Emmanuel Macron, acompañado de la alcaldesa de París Anne Hidalgo y de varios ministros, rindió homenaje a las víctimas

El presidente francés, Emmanuel Macron, y miembros de su gobierno rindieron ayer un sencillo homenaje, por deseo expreso de las familias, a las víctimas de los atentados yihadistas en París contra el semanario satírico Charlie Hebdo y la tienda Hyper Cacher, tres años después de los hechos.

“Ante lo peor, hace tres años, Francia mostraba que era fuerte porque estaba unida. No olvidemos nunca que somos una nación que permanece junta”, tuiteó ayer por la tarde el jefe de Estado.

El homenaje comenzó hacia el mediodía, ante los antiguos locales de la publicación satírica, en el distrito XI de París, donde los hermanos Saïd y Chérif Kouachi mataron a 11 personas el 7 de enero de 2015.

Entre las víctimas -las primeras de los 241 muertos en ataques yihadistas en Francia en tres años- figuran personalidades emblemáticas de Charlie Hebdo, como su director y dibujante Charb, los caricaturistas Cabu, Wolinksi, Tignous y el economista Bernard Maris.

Tras la lectura de los nombres de los muertos, se procedió a la colocación de coronas de flores y los participantes en la ceremonia, con el rostro serio, guardaron un minuto de silencio.

Después de que resonara el himno nacional, La Marsellesa, Macron conversó con las familias de las víctimas.

El jefe del Estado estuvo acompañado de varios ministros, de la alcaldesa de la capital francesa, Anne Hidalgo, así como por el ex primer ministro Manuel Valls.

Varios miembros del equipo de Charlie Hebdo estuvieron también presentes.

La misma ceremonia se repitió unos metros más lejos, donde murió el policía Ahmed Merabet, asesinado por los hermanos Kouachi cuando intentaba detener a los yihadistas en su huida.

Macron visitó después el supermercado cásher de la periferia de París, que fue el blanco el 9 de enero de 2015 de un ataque perpetrado por otro yihadista, Amédy Coulibaly, que mató a tres clientes y a un empleado judíos.

El jefe del Estado y otras personalidades permanecieron unos minutos en la tienda. Los principales responsables de la comunidad judía en Francia también estuvieron presentes.

Ayer por la tarde, decenas de personas se concentraron en París en respuesta a la convocatoria del Movimiento por la Paz y contra el Terrorismo. “El alma de Charlie Hebdo parece desmoronarse, pero no podemos olvidar”, declaró su delegado general, Alexandre Sebban.

Hoy, el ministro del Interior, Gérard Collomb, representará a Macron -de visita en China- en un homenaje a Clarissa Jean-Philippe en Montrouge, en el Sur de París. Esta joven policía, que acudió a asistir en un accidente de circulación, fue asesinada en plena calle por Amédy Coulibaly el 8 de enero de 2015.

El 11 de enero de 2015, más de cuatro millones de personas salieron a las calles de las grandes ciudades de Francia, siguiendo muchos de ellos el lema “Je suis Charlie”, en defensa de la libertad de expresión.

En un mensaje publicado ayer en Facebook, el ex presidente François Hollande dijo que “no debemos olvidar nada de esos terribles días”.

“Francia puede estar orgullosa de haber actuado dignamente desfilando masivamente el 11 de enero con los dirigentes del mundo entero, en nombre de los derechos humanos y de la libertad”, añadió.

Por su parte, el líder de la derecha francesa Laurent Wauquiez tuiteó: “No olvidemos que cuando la libertad de expresión está involucrada, Francia no puede retroceder ni desarmarse frente al oscurantismo”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados