Fue en un centro educativo de un barrio chiita del Oeste de Kabul. La mayoría de los fallecidos eran estudiantes que estaban en un salón donde se hizo detonar un atacante que se había atado explosivos a su cuerpo.

Al menos 37 personas, la mayoría de ellas estudiantes, murieron este miércoles en un ataque suicida en un centro educativo de un barrio chiita del oeste de Kabul, informaron las autoridades, en el último atentado que golpea a la capital de Afganistán.

Una docena de ambulancias se trasladaron al colegio Mawoud, donde estudiantes y familiares describieron cómo sacaron a las víctimas ensangrentadas de los escombros de un salón de clases que estaba lleno de adolescentes que se preparaban para pasar a la universidad.

“Alrededor de las 4 pm de esta tarde (por ayer), un atacante suicida que se había atado explosivos a su cuerpo se hizo detonar dentro del centro educativo Mawud”, dijo el portavoz de la policía, Hashmat Stanikzai.

En la explosión “murieron 37 personas, y más de 40 resultaron heridas”, agregó el portavoz de la policía tras afirmar que “la mayoría absoluta” de las víctimas son estudiantes.

Advirtió que el balance podía todavía aumentar. Otras autoridades dijeron que había 48 muertos, y brindaron cifras más altas de heridos.

No está claro por ahora cómo había tantos estudiantes en ese centro a la hora del ataque. Un testigo, el estudiante Alí Ahmad, dijo que había hasta 100 estudiantes dentro cuando irrumpió el atacante, sin embargo las autoridades no confirmaron esa cifra.

LEA MÁS:

“Mi hermano resultó herido, posiblemente asesinado, porque no respiraba cuando saqué su cuerpo ensangrentado del aula en llamas”, dijo un hombre, que se identificó como Assadulá.

“El se encontraba cerca cuando escuchó la explosión, y salió corriendo hacia el centro educativo, dijo a la AFP.

Su hermano, Nusratulá, tenía 17 años, dijo, sollozando al teléfono.

“Era un chico inteligente y muy enérgico, el mejor de su clase”, contó Assadulá. “Ahora (...) no estoy seguro de que él vaya a sobrevivir”.

Hasta anoche no había sido reivindicado el ataque, que fue condenado de inmediato por el presidente Ashraf Ghani en un comunicado.

Tanto los talibanes como el grupo yihadista Estado Islámico (EI) han reivindicado numerosos atentados en la capital y en el este del país durante los últimos meses, sin embargo esta vez los talibanes negaron rápidamente que estuvieran implicados en este ataque.

Conflicto al límite

El ataque pone de relieve el alto precio que están pagando los ciudadanos afganos en el complejo conflicto, mientras el país tambalea por un reciente recrudecimiento de la violencia insurgente, que incluye un ataque masivo y de varios días llevado a cabo por los talibanes en la ciudad de Ghazni.

Las fuerzas afganas parecen haber expulsado finalmente a los combatientes talibanes de la capital estratégica de la provincia ayer, mientras comerciantes y residentes regresaban cautelosamente a las calles después de días de intensos combates terrestres y ataques aéreos estadounidenses.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados