El informe de las Fuerzas de Defensa de Australia se refiere crudamente a degollamientos de menores, asesinatos de mujeres y torturas de campesinos

La Fuerza de Defensa de Australia (FDA) reconoció el asesinato de personas no combatientes en Afganistán entre 2005 y 2016, en lo que caracterizó como "posiblemente el episodio más vergonzoso de la historia militar" del país.

El jefe de la FDA Angus Campbell, presentó el jueves 19 de noviembre el informe del inspector General de la institución, Paul Brereton, sobre asesinatos de personas no combatientes, perpetrados por las Fuerzas Especiales del país en Afganistán , en el que se verificaron 39 casos de ejecuciones delictivas e identificaron a 25 militares vinculados a estos actos

Para Campbell, se trata de "posiblemente el episodio más vergonzoso en la historia militar de Australia", aunque la versión difundida al público incluye indicios de que tal práctica podría haber sido empleada más ampliamente.

El informe de Brereton cita dos reportes de la socióloga australiana Samantha Crompvoets, basados en entrevistas que "muchos miembros del Comando de Operaciones Especiales y partes interesadas externas" le concedieron bajo condición de anonimato.

Tras examinar los relatos de los soldados, la socióloga indicó que, según sus observaciones, las tropas australianas cometieron en Afganistán "un gran número de asesinatos ilegales".

Un escenario de asesinato de civiles descrito por la investigadora tiene que ver con el allanamiento de aldeas.

ADEMÁS:

La impactante foto de una escolta de la reina de Tailandia que escandaliza al mundo

Según sus informantes, cuando los campesinos corrían del helicóptero en el momento de las incursiones aéreas, los soldados disparaban contra ellos, matando no solo a hombres, sino también a mujeres y niños.

Posteriormente las agresiones, calificadas por uno de los interlocutores de Crompvoets como "masacres sancionadas", se justificaban con excusas plausibles. Por ejemplo, se decía que en el momento de ser abatidas las víctimas "estaban corriendo (...) a sus escondites de armas".

Luego del asalto inicial, la aldea se acordonaba, y los hombres y chicos eran llevados a una casa. "Allí serían atados y torturados por las Fuerzas Especiales, a veces durante días. Cuando las Fuerzas Especiales se iban, los hombres y los niños eran encontrados muertos: con disparos en la cabeza o con los ojos vendados y degollados", señala el informe de la Defensa australiana.

Miembros del Regimiento de Servicio Aéreo Especial conducían por una carretera y vieron a dos chicos, de 14 años, que decidieron que podrían ser simpatizantes de los talibanes. Se detuvieron, registraron a los chicos y los degollaron. El resto de la tropa tuvo que ‘limpiar el desorden’, lo que implicó embolsar los cuerpos y arrojarlos a un río cercano”, afirma crudamente el informe.

Por último el informe indica que el segundo escuadrón del Regimiento de Servicio Aéreo Especial será disuelto, según anunció el jefe de la Fuerza de Defensa de Australia, Angus Campbell. Sin embargo exonera a la jefatura del Ejército de la responsabilidad de los asesinatos.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados