Los equipos del candidato electo Lula y de su rival Jair Bolsonaro iniciaron la transición con una primera reunión que tuvo lugar en Palacio presidencial.

Los equipos del presidente Jair Bolsonaro y del mandatario electo Luiz Inácio Lula da Silva arrancaron este jueves la transición de Gobierno luego de la victoria del líder del PT y de tres jornadas de protestas callejeras.

"La transición ya empezó", afirmó el vicepresidente electo, Geraldo Alckmin, encargado de coordinar el proceso de transición con el Gobierno de Bolsonaro, quien admitió implícitamente su derrota el pasado martes, tras dos días de silencio, y aseguró que cumplirá la Constitución.

Alckmin se desplazó a Brasilia, donde mantuvo una primera reunión en el Palacio presidencial de Planalto con el ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira, quien es por su parte el responsable en el Gobierno por el proceso de transición.

https://twitter.com/geraldoalckmin/status/1588234797784223747

El vicepresidente electo consideró la primera toma de contacto como "bastante provechosa" y "muy objetiva" y aclaró que el trabajo de transición tomará cuerpo a partir del próximo lunes.

"La transición será instalada con los objetivos de transparencia, planificación y de continuidad a los servicios prestado a la población", aseguró Alckmin en una rueda de prensa en Brasilia.

Alckmin estuvo acompañado por la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, y por el coordinador del programa de Gobierno de Lula, el exministro Aloizio Mercadante, quien visitarán mañana la instalación designada como centro de operaciones en el proceso de traspaso de informaciones.

La legislación otorga al presidente electo el derecho de formar un equipo de transición, con 50 cargos a disposición, para tener acceso a los datos de la administración pública y preparar las primeras medidas de Gobierno.

bolsoanro-brasil-protestas.webp
Brasil: los manifestantes cortaron las rutas, autopistas y se manifestaron en los centros de las ciudades.

Brasil: los manifestantes cortaron las rutas, autopistas y se manifestaron en los centros de las ciudades.

La transición fue autorizada por el presidente Jair Bolsonaro tras admitir de forma velada la victoria de Lula, quien ya Gobernó Brasil entre 2003 y 2010.

En su primer pronunciamiento tras las elecciones, realizado 45 horas después del resultado, el líder de la ultraderecha brasileña no reconoció su derrota ni cantó victoria, ni tampoco tuvo el gesto democrático de felicitar al líder progresista, pero se comprometió con la Constitución.

Las negociaciones para la transición han comenzado después de tres jornadas de protestas de activistas de ultraderecha que apoyan a Bolsonaro, que incluyeron bloqueos de carreteras por parte de camioneros y hasta multitudinarias manifestaciones a las puertas de los cuarteles.

ADEMÁS: Bolsonaro les puso límites a sus seguidores

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados