En su primer discurso, Francisco lanzó una dura denuncia contra "el colonialismo económico" que se ceba con el continente africano.

El Papa Francisco llegó este martes a la República Democrática del Congo y en su primer discurso lanzó una dura denuncia contra "el colonialismo económico" que se ceba con el continente africano: "¡Quitad las manos de África!. Dejen de asfixiarla", clamó.

En el discurso ante las autoridades en el Palacio de la Nación de Kinsasa, primer acto de este periplo en el que también visitará Sudan del Sur, Francisco afirmó que es "trágico que estos lugares, y más en general el continente africano, sigan sufriendo diversas formas de explotación".

Denunció que "tras el colonialismo político, se ha desatado un colonialismo económico igualmente esclavizador" y citó el ejemplo del Congo, un país " abundantemente depredado, que no es capaz de beneficiarse suficientemente de sus inmensos recursos: se ha llegado a la paradoja de que los frutos de su propia tierra lo conviertan en extranjero para sus habitantes".

Y en su duro discurso citó que "el veneno de la avaricia ha ensangrentado sus diamantes", en referencia a las mineras de esta piedra preciosa donde se esclaviza y mueren muchos de sus trabajadores, muchos de ellos niños.

"Es un drama ante el cual el mundo económicamente más avanzado suele cerrar los ojos, los oídos y la boca. Sin embargo, este país y este continente merecen ser respetados y escuchados, merecen espacio y atención", agregó el Sumo Pontífice.

ADEMÁS: El Papa Francisco inició su gira de seis días por África

"Quitad las manos de la República Democrática del Congo. Quitad las manos de África. Dejen de asfixiarla, porque África no es una mina que explotar ni una tierra que saquear", reclamó Francisco.

"Que África sea protagonista de su propio destino. Que el mundo recuerde los desastres cometidos a lo largo de los siglos en detrimento de las poblaciones locales y no se olvide de este país y de este continente", instó a continuación el papa, que recibió el aplauso de los presentes.

Por otra parte, tras haberse reunido con el presidente del país, Félix Tshisekedi y haber escuchado su discurso, el pontífice lamentó la historia de décadas de guerra en este país que ha causado millones de muertos, "un genocidio", según lo definió, y alentó a que se mantengan "con hechos" los procesos de paz que están en marcha.

"La República Democrática del Congo, atormentada por la guerra, sigue sufriendo, dentro de sus fronteras, conflictos y migraciones forzosas y continúa padeciendo terribles formas de explotación, indignas del hombre y de la creación. Este inmenso país lleno de vida, este diafragma de África, golpeado por la violencia como un puñetazo en el estómago, pareciera desde hace tiempo que está sin aliento", lamentó.

Y, ante el recrudecimiento de la violencia en los últimos meses en el país, sobre todo en el este en la frontera con Ruanda, con el enfrentamientos con grupos armados como el rebelde Movimiento 23 de Marzo (M23), el pontífice pidió a los congoleños "que la violencia y el odio no tengan ya cabida en el corazón ni en los labios de nadie, porque son sentimientos antihumanos y anticristianos que paralizan el desarrollo y hacen retroceder hacia un pasado oscuro".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados